La única hija de la actriz ha reaparecido para dar las gracias por las muestras de cariño recibidas: «Ella está de otra manera».


Fue el pasado cuando 13 de diciembre falleció Verónica Forqué. Una empleada del hogar encontró su cuerpo exánime en el cuarto de baño de su casa. La mítica actriz se quitó la vida con tan solo 66 años. Nadie imaginaba este triste desenlace. Mucho menos su única hija, María Iborra, quien a lo largo de estos días se ha mantenido en un discreto segundo plano. Hasta ahora, solo se ha pronunciado sobre la triste pérdida en las redes sociales. Hace dos días subía una foto a su perfil de Instagram en la que aparecía abrazando el féretro de su madre con un mensaje: «El mejor regalo para mi madre». Asimismo, señalaba: «La muerte no existe. Ahora mi madre está conmigo y con todos los que la aman». Pocas palabras para describir un dolor profundo que no le ha impedido agradecer las muestras de cariño recibidas.

«Ella cuida de mí y de todos los que la queremos»

Este martes, la artista, de 31 años, ha intervenido en ‘Sálvame’ para dar la gracias por las demostraciones de afecto que le han enviado amigos, conocidos y admiradores de su madre. “Estoy bien”, decía con la voz apagada. Cuando le preguntaban si se encontraba algo mejor, se limitaba a manifestar: “Gracias por el apoyo y por el amor, os lo devuelvo”. También recordaba que su progenitora le enseñó que la muerte “en realidad no existe” porque es “una fase más” de la vida. Por último, destacaba: “Ella cuida de mí y de todos los que la queremos. Está de otra manera”.  

Verónica Forqué
TVE

La intervención de María Iborra se produce el mismo día que Juanma Castaño, compañero de Verónica Forqué en ‘Masterchef Celebrity’, haya contado lo que realmente sucedió cuando decidió abandonar el ‘talent culinario’. Horas después de que una amiga de la actriz desvelara que no se había ido por cansancio, sino por covid, el locutor de radio ha contado alto y claro la verdad de su salida. «Yo lo único que puedo decir es que ese testimonio sonoro de «no puedo más» y «estoy cansada» era cierto, pero Verónica Forqué salía del COVID», ha explicado en Rac1.

El contagio de la artista no fue el único que afectó al plantel de participantes del concurso de Televisión Española. Otros compañeros también enfermaron. «Por primera vez yo tengo la autoridad moral para hablar en primera persona de lo que ocurrió, porque yo estaba allí… Verónica Forqué me pegó el COVID a mí y la grabación de ‘MasterChef’ se paró esas dos semanas de julio», ha detallado Castaño. «Lo que ha ocurrido en estas horas y estos días con ‘MasterChef’, de este testimonio que muchos achacaron a una depresión o un momento de dificultad extrema en el programa y todo eso, yo sólo quiero decir ahí Verónica Forqué, el cansancio que tenía y lo hecha polvo que estaba era porque acabábamos de salir del COVID tres personas del programa. Ella, Miki Nadal y yo», zanjaba.