mary de dinamarca
¡null!

Mary de Dinamarca: la impensable situación en la que nunca veríamos a Letizia bebiendo cerveza

La esposa de Federico de Dinamarca ha viajado en solitario a Nueva York para llevar a cabo varias actividades enfocadas en el mundo de la empresa y la promoción de su país. Una de ellas fue el evento de networking Dinamarca: más que un país pequeño, es una GRAN idea.

5Un evento empresarial

El objetivo era apoyar los esfuerzos de exportación de las empresas danesas en Estados Unidos y su participación en el cumplimiento de los objetivos globales para el desarrollo sostenible, algo en lo que Dinamarca es puntero. Después de la parte más oficial del acto, en el que entregó el premio Danish Export Prize 2018, la princesa Mary mantuvo un encuentro con algunos de los empresarios presentes.

 

4Interesada en una marca de cervezas

 

Un par de ejecutivos de una conocida empresa cervecera danesa tuvieron la picardía de mostrarle un paquete de latas de su producto, ante el cual la Princesa solo pudo mostrarse interesada.

3El pack de latas despierta su interés

 

Las latas no iban unidas con la tradicional red de plástico, tan dañina para los peces cuando llega al mar, sino con otro sistema de envasado. Mary, muy curiosa, observaba la demostración.

2Abriendo una cerveza con esfuerzo

 

Entonces llegó el momento clave: abrir una cerveza. ¡Clack y ya! Espontánea y natural, quizás otra royal hubiera declinado la oferta por considerar algo inadecuado ser fotografiada con una bebida alcohólica. Lo cierto es que en la página web oficial de la Familia Real danesa no aparece retratada en esta situación.

1Un gesto muy espontáneo

 

Quien seguro que no hubiera abierto esta cerveza y mucho menos acercársela a los labios es nuestra reina Letizia. Abstemia, salvo en contadas ocasiones o ambientes festivos en la intimidad, desde hace tiempo no se la fotografía en público con bebidas alcohólicas. El año pasado en el Pueblo Ejemplar de Asturias, los Reyes se sirvieron sidra, pero ella apenas la probó. Ni siquiera cuando brinda en las grandes cenas de gala bebe: solo hace el gesto d alzar la copa de champán, sin beber. En esta ocasión, Mary de Dinamarca se marca un tanto con una de las empresas más internacionales danesas, aun cuando quizás no le haga demasiada ilusión los comentarios que puedan surgir al hilo de tan terrenal situación.