Marta Sánchez ha confesado este domingo que ha resultado contagiada de coronavirus y cómo ha pasado la enfermedad encerrada en casa junto a su novio y su hija


La lista de contagiados vips de coronavirus no para de crecer, casi al ritmo que lo hace la curva de contagios en España. La pandemia sigue su imparable avance entre nuestros ciudadanos y ya se ha dicho hasta la saciedad que este virus no entiende de clases sociales, colores partidarios o cuentas corrientes. Ataca a todos por igual y también ha hecho mella en la salud de numerosos rostros conocidos, como es el caso ahora de Marta Sánchez, que ha confesado durante su entrevista en ‘Viva la vida’ que terminó dando positivo en coronavirus y cómo pasó la enfermedad hasta lograr reponerse y continuar con su vida.

Mientras a algunas personas el coronavirus les afecta muchísimo e incluso sus vidas llegan a correr un serio peligro, en otras personas pasa sin mayores complicaciones y sin causar demasiados estragos en su organismo. Afortunadamente este es el caso de Marta Sánchez, que ha confesado este domingo cómo resultó positivo en Covid-19 tras percatarse de que presentaba alguno de los síntomas más leves de la enfermedad que nos preocupa ahora a todos: “Estuve una semana y media sin olfato y cuatro días con una tos muy fea”, ha reconocido la cantante, que acudía al plató de Emma García a presentar su nuevo trabajo.

Foto: Instagram

Por fortuna, Marta Sánchez reconoce que no tardó demasiado en recuperar la salud tras resultar contagiada de coronavirus. Se recuperó y las pruebas sucesivas no solo han confirmado que ya ha superado la enfermedad, sino también que en su cuerpo no hay ni rastro de los anticuerpos que la protegerían en su segundo contacto con el virus, por lo que podría sufrir una recaída, como así han comenzado a detectar los primeros casos de personas que pasan la enfermedad más de una vez. Eso sí, Marta Sánchez prefiere no pensar en lo mal que lo ha pasado o en lo que podría haber sucedido y prefiere optar por centrarse en el presente, en las alegrías que el amor ilumina sus días y el nuevo trabajo que se trae entre manos.

Así ha pasado el confinamiento Marta Sánchez

Marta Sánchez, como el común de los mortales, ha tenido que estar recluida en su casa durante los meses que ha durado el estado de alarma en nuestro país. La cuarentena para ella ha sido entendida como una oportunidad de centrarse en su vida, tomar respiro de tanta frenética rutina, de disfrutar de su hija y, de paso, poner a prueba su relación con Federico León, su novio, con el que parece haber salido reforzada tras meses encerrada las 24 horas con él. Esta prueba es difícil de superar si su romance no está bien consolidado y parece que no ha sido una tarea muy complicada para ella, que está encantada de tener al empresario en su vida.

Foto: Gtres

Al principio, Marta Sánchez vivió el inicio de la pandemia del coronavirus desde un sitio privilegiado, en las Islas Canarias, donde el índice de contagios era considerablemente menor que en la península, donde las cosas se descontrolaron por momentos: “Estaba en el sur de Gran Canarias, por un tema de los carnavales de Maspalomas. No me dio tiempo a volver, porque cerraban Madrid, pude enviar a mi hija un billete y allí estuvimos los 3. Tengo que reconocer que me vino muy bien al haber sacado muchas cosas positivas, como tiempo para mí, para meditar, cocinar, fregar, poner lavadoras y disfrutar de Federico León, que me hace muy feliz. Él vive allí y yo estoy a caballo entre la isla y Madrid. Me considero medio canariona, tengo allí mi armario medio lleno. Allí todo es menos gris, hay mucho sol, por eso le llaman las islas privilegiadas”, confiesa Marta Sánchez.

Foto: Gtres

Marta Sánchez no solo ha hablado sobre el coronavirus, sino que hay otra enfermedad de la que nunca se olvida a pesar de que vengan otras a descentrarnos. La lucha de la cantante contra el cáncer de mama es de sobra conocido y es que lleva años liderando una campaña publicitaria para recaudar fondos para invertirlos en la investigación del cáncer de mama. Esta enfermedad se llevó a su hermana, uno de los pilares fundamentales de su vida, pero también a varias amigas y compañeras de profesión.

Aunque no es exclusiva de las mujeres, Marta Sánchez entiende que es necesario incentivar a las mujeres a que acudan a hacerse revisiones rutinarias de pecho para descartar males mayores y para asegurarse de un pronto diagnóstico, vital en este tipo de casos: “Todos los años me hago mi revisión y después de los antecedentes familiares, hay veces que me las hago dos veces”, asegura.