La periodista de ‘El programa de Ana Rosa’ lleva días en el foco de la noticia y este pasado miércoles era fotografiada saliendo de la clínica López Ibor junto a su madre.


Marta Riesco está viviendo una de las etapas más complicadas desde que confesara que está «enamorada» de Antonio David Flores. Desde el día que saltó la noticia de que mantenía una relación con el ex Guardia Civil, la prensa ha seguido los pasos de la periodistas. Aún así, ella ha dejado claro siempre que quiere mantenerse al margen y no ser un personaje público, algo que por supuesto, no está consiguiendo.

En medio del revuelo mediático, Marta Riesco se ha visto desbordada. Sus pasos están siendo seguidos y este mismo miércoles era fotografiada junto a su madre saliendo de la conocida clínica madrileña López Ibor. Entraron a las instalaciones de las mismas sobre las 22:00 horas y salían de allí tan solo 10 minutos después.

Acompañada tan solo de su cartera y su teléfono móvil, lo que demostraba que la visita iba a ser corta, Marta Riesco acudía a la clínica andando, sin intención de esconderse. La periodista podría haber llegado a las instalaciones de este centro en su coche, pero prefirió ir andando.

Marta Riesco sale de la clínica López Ibor con su madre

Marta Riesco clínica
© Europa Press.

La hora de acudir a la clínica fue muy tarde. Pero había un motivo de peso. Y es que Marta Riesco había estado trabajando en el plató de ‘Ya son las ocho’. Hasta que no acabó la emisión de dicho programa no pudo acudir a esta clínica, especializada en psiquiatría y psicología. De hecho, la periodista acudió con la misma ropa con la que estuvo en el plató del programa de Telecinco.

Está viviendo una etapa complicada, en medio del foco mediático

Marta Riesco clínica
© Europa Press.

Marta Riesco ha preferido no explicar los motivos que le han llevado a acudir a esta clínica, pero la complicada etapa que atraviesa podría ser el motivo de su visita. La periodista ha pasado de ser una persona desconocida que trabaja en la televisión a estar en el foco de la noticia por su relación con Antonio David Flores. Hay que saber gestionar los cambios que se han producido en su vida y cualquier ayuda al respecto siempre en bienvenida, aunque sea tan solo mediante consejos de aquellos que mejor saben a lidiar con conflictos.

La persona que la ha acompañado era su madre, que ha sido especialmente dura con su hija en lo que se refiere a su noviazgo. La madre de Marta Riesco hablaba en directo con Kiko Hernández. El colaborador de televisión le preguntaba en directo que si le gustaba Antonio David Flores como yerno. La madre de la periodista no dudó ni un momento en su respuesta: «NO«. Así de clara y rotunda se mostraba, quien aseguraba que no le gusta como pareja de su hija el ex de Rocío Carrasco. Al escuchar las palabras de su madre, Marta Riesco le quitaba rápido el móvil a Kiko Hernández e intentaba encubrir a su madre: «No te está escuchando bien», «no ha dicho eso», «no te ha entendido»… se excusaba la periodista con una risa nerviosa.