Marta Peñate ha confesado en su canal de MTMAD que hace algunos meses tuvo que hacer frente a una adicción a las drogas que ya ha superado.


Marta Peñate demostró en ‘La isla de las tentaciones’ que no tiene miedo al qué dirán. Lucha por lo que cree y, aunque es consciente de sus subidas y bajadas de ánimo, jamás esconde nada de lo que le sucede. En esta ocasión le ha tocado grabar el que es su capítulo más difícil para MTMAD, así lo demuestra que ella misma haya decidido hablar abiertamente de su adición a las drogas. La canaria actualmente vive un bonito momento tanto a nivel profesional como sentimental, pero no siempre ha sido así. Durante su relación con Lester, tuvo que enfrentarse a su propio problema con sustancias estupefacientes, un infierno del que ha logrado salir. «A raíz de aquí entenderéis muchas cosas. Siempre he sido una niña buena. Nunca he hecho nada malo en mi vida», comienza diciendo Marta Peñate en la plataforma de Mediaset. Una actitud que mantuvo hasta que tuvo 16 años, tal y como ella misma ha explicado.

Foto: Instagram

«He fumado porros, ya no lo hago. No he sido una porreta como tal, no he estado enganchada desde por la mañana a la noche», ha dicho. Sin embargo, necesitaba fumar para dormir, siendo en el reality en el que participó junto a Lester cuando logró dejar esta adicción atrás. Me cuesta hablar del tema porque no es un tema que no me gusta tocar. Yo nunca he consumido otro tipo de sustancias, pero esta sí», continua. La primera vez que lo probó fue cuando estuvo en un internado, en concreto, durante los fines de semana en los que ella y otras compañeras hacían algunas salidas fuera del centro. «Las compañeras me dieron a probar, tenía 16 años…Me quedé como en otro mundo, como ida. No me hizo mucha gracia y empecé a hacerlo de forma esporádica«, añade. Entonces, empezó a agravarse su problema hasta tal punto que sin ello era incapaz de conciliar el sueño: «Me acostumbré a fumar por las noches, para dormir lo necesitaba. Me evadía de la realidad. Discutía con Lester y evadía los problemas así. Luego no recordaba los problemas», comenta Marta.

Su peor etapa ligada a esta droga fue durante el confinamiento, una momento que ella recuerda con muy poco cariño debido a que su enganche aumentó. «Cuando más fumé fue en el confinamiento. Intentaba que la vida se me fuera fumando (…) Me olvidaba de comer», comenta. Marta Peñate se enfrentó en ese momento a la muerte de su abuelo, al que estaba profundamente unida y se refugió en algo que no debía, una decisión de la que se arrepiente profundamente en la actualidad. «Lo pasé muy mal con la muerte de mi abuelo», relata casi entre lágrimas. Ahora su vida ha dado un giro, está muy centrada tras comenzar un romance con Tony Espina y es que forman un tándem perfecto. La pareja vive ya juntos y no quieren entrar en ninguna guerra pasada, comportamiento que ha ayudado a ambos mucho en su día a día.