Marta López no pudo aguantar más el secreto que le atenazaba. Este lunes en el programa ‘Ya es verano’, su compañero Aurelio Manzano terminó por desvelar que la colaboradora había estaba haciendo su vida alejada de su novio, Rubén Gaha. Después de un año de relación, la pareja había decidido emprender caminos por separado y esperar a que sus corazones tomasen la palabra y les dijese qué hacer, pues se encuentran en un punto en el que no están juntos, pero no pierden la esperanza de que el amor finalmente puedan triunfar. Un momento delicado para Marta López, que no ha querido entrar a valorar su crisis, hasta que este miércoles finalmente no ha podido más y se ha confesado con sus compañeros de ‘Sálvame’ y, ya que estaba, con los espectadores sobre los motivos de la ruptura.

Foto: Instagram
Foto: Instagram

Ahora, Marta López ha hablado sin problema sobre qué le ha pasado con su novio policía para llegar a la conclusión de que deben romper poco más de un año después. Algo ha cambiado desde el pasado lunes en estos dos días, que ahora la colaboradora se muestra más pesimista sobre la continuidad de su historia de amor y reconoce que no hay opciones a una reconciliación, pues sus diferencias son irreconciliables. ¿Pero qué diferencias son estas? Marta López ha desvelado la única razón por la que no puede seguir con Rubén Gaha, con el que incluso tenía planes de boda: “Al final no nos entendíamos. Al final dejas a una persona queriéndole y sabes que esa persona te quiere a ti, pero ves que no se puede”, reconoce.

Con el paso de los días, Marta López parece que se ha serenado y ha recuperado las fuerzas perdidas. Ya lo decía su amiga Isabel Rábago tras comprobar que estaba muy delgada, que siempre que tiene un mal de amores pierde kilos. Ahora Marta López ya no oculta que lo ha pasado muy mal con este nuevo fracaso sentimental, pues su relación con Rubén Gaha tenía visos de acabar en ‘sí, quiero’: “Yo me hubiera casado con él”. Pero no ha podido ser. No se comprenden y esto es vital en una relación que está llamada a perdurar, aunque la colaboradora se ha guardado qué les hacía discutir tanto: “No voy a entrar en detalles. Lo he pasado mal y llevo pasándolo mal mucho tiempo, pero hoy ya me he relajado”.

Foto: Sálvame
Foto: Sálvame

Aunque Marta López no quiere entrar en mucho detalle sobre las cuestiones que le hacen entrar en conflicto con su novio hasta el punto de tener que romper, la colaboradora sí que ha querido dejar claro que no se trata de un tema de deslealtades. “No hay terceras personas”, sentencia ella, que aún tenía esperanzas de darse una nueva oportunidad con el policía, pero finalmente ha entendido que es mejor no forzar la situación y aceptar que no son compatibles: “El domingo veía posibilidad de volver, pero a día de hoy lo veo muy complicado”. Ahora se siente más fuerte, pero lo ha pasado muy mal por esta ruptura: “He llorado mucho y ya me he cansado, estoy en plena separación de una persona a la que quiero con locura. Esta relación se ha terminado y de momento es imposible”, se queja al ver que no hay posibilidades de reconciliación, pero con la serenidad de quien ya lo ha aceptado, aunque duela.