Tras confesarse con SEMANA, la colaboradora de Mediaset ha estallado y ha asegurado que está tapando muchas cosas por respeto al periodista. «Solo hay una verdad», ha dejado claro.


Tras romper su silencio en SEMANA, Marta López ha reaparecido en ‘Viva la vida’ para hablar del polémico vídeo de Alfonso Merlos. La colaboradora no ha podido evitar derrumbarse al pronunciarse sobre el asunto y ha asegurado que siente mucha vergüenza.

“Es una situación muy difícil. Esto es muy vergonzoso”, aseguraba con los ojos vidriosos. Tras estas declaraciones, y después de escuchar los bonitos comentarios de sus compañeros, se venía abajo y no podía evitar soltar alguna que otra lágrima. “Menos mal que esto ha pasado ahora y no más tarde”, le decía Emma García para intentar tranquilizarla. «Es una situación muy difícil. Me siento mal. Necesito un abrazo«, respondía rota.

Después de un tiempo para poder calmarse y tranquilizarse, una serena Marta López se sinceraba sobre todo lo que estaba ocurriendo y aseguraba que «todo esto es un poco bochornoso». La exconcursante de ‘Gran Hermano’ explica que ha tenido taquicardias y que necesita un abrazo. «He recibido mucho cariño, antes me he emocionado. Me da vergüenza todo. No quiero hacerle daño, no quiero hablar mal de él, pero no quiero que se digan mentiras y me dejen mal», comenzaba a explicar.

La colaboradora de ‘Ya es mediodía’ ha reconocido que recibió el vídeo el jueves por la mañana y que no le dio credibilidad puesto que horas antes había estado mensajeándose con el periodista. «Hablo con mi mejor amiga y con Isabel Rábago y le digo que no puede ser verdad», reconoce. «No te calles la boca y cuenta la verdad, no le tapas. ¡Cuenta la verdad!«, exclamaba de fondo Rábago. Ante esto, López reconocía que había estado dos semanas confinadas en casa de Merlos. «El último día que he estado con él ha sido el día 12 de abril», explicaba.

Marta López, estalla

Después de contar su verdad, Marta López no ha podido más y ha estallado. La que fuera concursante de ‘Gran Hermano’, enfadada, ha admitido que «es boba» y se pregunta cómo no se ha podido dar cuenta antes. «Estás tapando muchas cosas«, comentaba Emma García, mientras que el resto de compañeros le animaban a que contara todo con pelos y señales.