Marisa Jara está muy ilusionada porque cada vez le queda menos para abrazar a su bebé. Tras mucho tiempo persiguiendo el sueño de ser madre, la modelo ha cumplido lo que soñaba y, por ello, ha querido inmortalizar este momento en una preciosa sesión de fotos. La maniquí ha posado en un paisaje idílico en bañador, luciendo la recta final de su embarazo. Eso sí, en solitario, ya que en casi todo el reportaje que ella misma ha compartido, solo aparece ella y no su pareja, salvo en una fotografía. Con un camino lleno de obstáculos, lo cierto es que Marisa Jara está muy orgullosa de su barriguita y así se evidencia en estas fotos en la orilla del mar. «¿Cómo algo tan pequeño puede hacerte sentir tan grande y fuerte? Feliz domingo, familia», ha escrito Marisa Jara. 

Marisa Jara bañador embarazo
Redes sociales

Este post ha conquistado a muchos de sus seguidores, en especial, rostros conocidos que conocen a la perfección su historia de superación. Falete, Susanna Uribarri o Miguel Almansa, su pareja, son solo algunos de los comentarios que destacan, quienes le han hecho llegar todo su cariño. La cuenta atrás ya ha comenzado para la modelo y, aunque se enfermó de covid durante su embarazo, ahora goza de una excelente salud. Tal fue el susto que incluso tuvo que recogerla la ambulancia, aunque afortunadamente este episodio se ha quedado en una anécdota.

Marisa Jara bañador embarazo
Redes sociales

Marisa Jara espera un niño al que tienen previsto llamarle Tomás y el cual nacerá, si se cumplen los plazos, en el mes de marzo. Ella y su pareja no dejan de sonreír, pues están pletóricos de lo bonito que ha llegado a sus vidas en el que ellos han catalogado como su año más mágico. Fue el 1 de enero cuando la pareja compartió una reflexión en la que se evidenció que han probado las mieles del éxito gracias a su bebé: «2021 gracias por concederme lo que más he deseado en mi vida. Gracias cariño mío por ser la mejor persona del mundo y gracias a Dios por ponerte en mi camino, conocerte es lo más bonito que me ha pasado».

Marisa Jara ha aprovechado la luz para presumir de sus curvas premamá, las cuales temía que no llegaran nunca. Cabe recordar que sufrió un tumor estomacal en 2018 que le fue extirpado, además de 19 operaciones por la endometriosis que padece, entre otras intervenciones. Si bien para ella ha sido tremendamente complicado, jamás se ha rendido y, prueba de ello, que se pusiera en manos de una clínica especializada para que historia tuviera un final feliz. «Cada día que me levanto doy las gracias, pues la ilusión que siento no se puede describir con palabras, cada patadita de Tomás es una fiesta en casa.
A veces pienso que es un sueño pero es realidad y disfruto cada momento de mi embarazo. Por eso, os pido que no os deis por vencid@s luchad por vuestros sueños que pueden que tenga un final feliz«, ha escrito Marisa Jara.