La ‘influencer’, embarazada de seis meses, ha acudido a la consulta para someterse a una revisión.


Buenas noticias para María Pombo. La ‘influencer’ ha acudido al neurólogo para someterse a una revisión por la esclerosis múltiple que padece y, por suerte, «todo está genial».

En la consulta del médico con su padre

© @mariapombo

La joven ha compartido el excelente resultado de su visita al médico a través de su cuenta de Instagram. Se trataba de una «revisión» de control porque ya está «de seis meses de embarazo». Allí ha mostrado cómo su progenitor la ha acompañado a la consulta: «Me ha acompañado mi padre al neurólogo porque él ya tiene mucha experiencia con mi madre y se entera de todo muy bien». El especialista le ha dicho que «todo está correcto y todo fenomenal». En su vídeo, la joven habla algo sofocada, pero aclara que se debe a que grababa las imágenes estando en movimiento: «Subí las escaleras y me canso el triple».

Así hablaba de su malestar tras tomar la medicación contra la esclerosis múltiple

Maria Pombo
© GTRES

Después de disfrutar de un verano estupendo en compañía de su marido, Pablo Castellano, María Pombo ha retomado su rutina con las mismas ganas y energía positiva de siempre. Con la mejor sonrisa a pesar de los contratiempos. A principios de septiembre revelaba que la medicación que toma contra la esclerosis múltiple no le sienta del todo bien. «Hoy me ha tocado ponerme la medicación, que ya sabéis que me lo pongo cada 15 días. Es la primera vez que me ha sentado como un poco… que me ha dejado caída, esto se arregla con un ibuprofeno, pero como con el embarazo no puedo y no tengo paracetamol en casa, se me ha acabado», explicaba. «Pero bueno, nada fuera de lo común, porque me dijeron lo más normal es que durante unas horas te sintieras un poco más caída y llegaras incluso a tener décimas de fiebre, y yo no he llegado a tener fiebre»

Anunció, emocionada, la enfermedad que padece

© GTRES

María Pombo anunció que padece esclerosis múltiple el pasado mes de junio. Un mes antes le habían diagnosticado mielitis, así que sus sospechas de que padecía la misma enfermedad que su madre se convirtieron en una realidad. «Los resultados de las pruebas no han ido como yo esperaba siendo positiva, pero en realidad sí que me lo esperaba. Efectivamente tengo esclerosis múltiple», explicaba, visiblemente emocionada en un vídeo subido a su perfil de Instagram.

Tras el diagnóstico, sus médicos decidieron iniciar un tratamiento lo antes posible. «Me empiezo a tratar la semana que viene», detallaba. El motivo de tanta premura es que se trata de una enfermedad degenerativa y, en su caso, el diagnóstico se producía estando embarazada de doce semanas. Afortunadamente, señalaba, «el tratamiento es compatible con el bebé y no le va a hacer daño». Eso sí, sus médicos han adecuado la terapia a su estado de gestación para no perjudicar al bebé: «Estando embarazada no hay tantas opciones, con lo cual en seis siete meses veremos otras opciones para mí».

«Estoy súper positiva», decía, tras conocer el diagnóstico

© GTRES

María Pombo, que espera su primer hijo con el empresario Pablo Castellano, contrajo matrimonio con el empresario el 22 de junio de 2019 en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, en Cantabria. Apenas un año después de disfrutar del día más feliz de su vida supo que padecía esclerosis múltiple. Esta enfermedad del sistema nervioso -que también padece su progenitora- afecta al cerebro y la médula espinal. Lesiona la vaina de mielina, la capa que rodea y protege las células nerviosas. La lesión provoca mayor lentitud o bloqueo entre los mensajes entre el cerebro y el cuerpo. En general, esta enfermedad -que afecta más a las mujeres que a los hombres- es leve, pero algunas personas pierden la capacidad para escribir, hablar o caminar.

Pese a este duro contratiempo, la ‘instagrammer’ se ha mostrado optimista. «Estoy súper positiva. Tengo una razón muy grande por la que ser feliz«, afirmaba poco después de conocer el diagnóstico. «A veces las ilusiones ganan al peso de las piedras. La ilusión que tenemos Pablo y yo ganan por goleada al peso de la mochila. En cuanto me encuentre un poquito mejor vuelvo a tope», zanjaba.