Nos muestra sus looks, sus retoques… pero no es muy dada a compartir imágenes de su casa. En esta ocasión, ha hecho una excepción


Con más de 460.000 seguidores en Instagram, María Patiño es una de las colaboradoras más queridas de ‘Sálvame‘. A pesar del gran aumento de seguidores que tiene en la red social, pocas veces muestra algunos detalles de su vida personal. Suele utilizar estas plataformas sobre todo para compartir sus estilismos, desvelar cuáles son sus marcas favoritos, confesarnos qué tratamientos y retoques estéticos se realiza para estar perfecta… y en ocasiones contadas da un paso más y nos muestra algún detalle más de su vida personal. Como en esta ocasión, que nos ha abierto las puertas de su casa en Madrid y nos ha mostrado una de sus estancias favoritas. 

Este lunes 9 de noviembre es el Día de la Almudena en Madrid, por lo que es festivo. Aprovechando la mañana, María Patiño ha compartido unas imágenes de sus mascotas donde aparece parte del salón y de la terraza que tiene la colaboradora de televisión, uno de sus rincones favoritos. De hecho esta terraza con una zona chill out ha sido uno de sus lugares más utilizados durante la cuarentena en los pasados meses durante el Estado de Alarma. Ha supuesto un respiro para Patiño tener esta zona y poder así airearse y salir a tomar el fresco.

La terraza es el rincón favorito de la casa de María Patiño

La colaboradora de televisión pasa poco tiempo en casa por sus compromisos profesionales, pero cuando lo hace intenta disfrutar al máximo de su hogar y de todo lo que permite hacer y no puede estar más feliz por ello. Patiño está muy bien acompañada por su marido, Ricardo, y sus mascotas, su perrita Beige y sus dos chinchillas. En la foto que ha compartido la colaboradora aparece el cachorrito, que adoptó este verano, muy pendiente de una de sus chinchillas, que están en sus jaulas dentro del salón de Patiño y junto a un gran ventanal por lo que sus mascotas siempre tienen mucha luz solar.

Al fondo se puede ver una parte de su terraza donde aparece una zona chill out con unos sillones y una mesa exterior sobre césped artificial donde tan buenos ratos ha pasado la colaboradora de televisión. Incluso tiene un buddha a modo de decoración, uno de los símbolos asiáticos, una de las culturas que más ha enamorado siempre a María Patiño. De hecho, hay que recordar que ella y su marido se dieron el ‘sí, quiero’ en una romántica y exótica boda en Sri Lanka hace un par de veranos. Por lo que no es de extrañar que por su hogar haya algunos recuerdos o elementos característicos de esta cultura. Lo cierto es que su terraza está decorada con mucho cuidado y mimo y a nosotros no nos puede gustar más.