María del Monte ha recibido la primera dosis contra el coronavirus, una excelente noticia después de perder a dos hermanos por esa enfermedad.


María del Monte ha perdido en tan solo unos meses a dos de sus hermanos. El coronavirus ha arrastrado a dos de las personas que más quería, por lo que recibir la vacuna era la noticia más esperada para ella. La artista está destrozada, pero ha hecho de tripas corazón para seguir siendo responsable y recibir su primera dosis para así poner su granito de arena para acabar con la pandemia. Con el que probablemente es uno de los vídeos más especiales de su perfil de Instagram, la tía de Antonio Tejado ha compartido un post muy importante con sus seguidores. «Gracias a todos por vuestras muestras de cariño. Acabo de perder a mi segundo hermano por este maldito bicho. Era fuerte, alegre, cariñoso y de las personas más tiernas que me han rodeado, aunque no le gustaba mostrarlo. A ver si ponemos de nuestra parte y conseguimos acabar con este maldito bicho que tanto sufrimiento nos está causando a todos», ha escrito María del Monte.

Un mensaje con el que busca además de desahogarse, concienciar a sus followes. Prueba de ello, los hashtag que ha incluido en su publicación, ya que en ellos se puede leer ‘Vacúnate’, ‘Precaución’, ‘amor al prójimo’ o ‘cuídate’, palabras con las que deja clara su posición. Para María del Monte esta crisis sanitaria ha supuesto un duro golpe en su familia y su mayor deseo es que esta por fin llegue a su fin. Tras su post muchos de sus amigos, conocidos y anónimos le han mandado todo su ánimo y es que esta misma semana ha tenido que despedirse de su hermano Juan Carlos, quien falleció a los 62 años tras varias semanas ingresado.

© Gtres.

Aunque a las puertas del tanatorio ni ella ni su círculo más cercano quisieron pronunciarse dada la tristeza en la que estaban sumidos, lo cierto es que nadie duda del complicado momento al que están haciendo frente en su familia. María del Monte estaba muy unida a sus hermanos y le cuesta hacerse a la idea de que ya no volverá a ver a ninguno de ellos. Quien todavía no conoce la noticia es su madre y es que prefieren ocultárselo por su delicado estado de salud. Sobre ello se pronunció hace tan solo unos meses, poco después de que falleciera Antonio: «Tiene 95 años y a veces se despista un poco. Ella pregunta por él todos los días. Vivía con ella. Le decimos que no puede venir porque está en Madrid, que las personas con las que está no pueden salir… Pero, ¿cómo hago yo pasar por esto a mi madre con su edad? No soy la única por desgracia, pero si mi madre con 95 años se entera, acaba», espetó. Ahora a ella y a su familia solo les queda mirar hacia adelante y tratar de recomponerse, tal y como asegura su entorno más cercano.