María León
Gtres

María León tras ser detenida por agresión a un agente: "He sido víctima de un abuso policial"

María León se ha pronunciado tras ser detenida por una agresión a un policía en Sevilla, algo que ella niega tajantemente.

Este fin de semana María León acaparaba todas las miradas por supuestamente agredir a un policía con un puñetazo y una patada. La actriz fue detenida y posteriormente puesta en libertad provisional, eso sí, será investigada por un presunto delito de atentado a la autoridad. En el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla se negó a declarar, pero sí ha querido dar su versión ya fuera de los calabozos.

María León

Gtres

"Quiero dar las gracias por todas las muestras de apoyo recibidas. Estas últimas 48 horas han sido verdaderamente difíciles. Niego haber agredido a nadie. No es mi intención poner en entredicho el trabajo necesario que hacen los cuerpos y fuerzas de seguridad en nuestro país, pero sí debo denunciar que he sido víctima de un abuso policial de Sevilla. El caso está en manos de mis abogados y desde este momento pongo toda mi confianza en la justicia".

Así ha desmentido la actriz la información publicada durante las últimas horas en ABC. Según se ha revelado la hermana de Paco León se encontraba junto a un grupo de amigos que increparon a los agentes cuando estos habían acudido a una calle de Sevilla para evitar que un ciclista que iba en estado ebrio circulara por la carretera. El objetivo era evitar que se pusiera en peligro, evitando así posibles accidentes, pero la historia dio un giro inesperado.

María León

Redes sociales

María León se dispuso a grabar lo sucedido cuando la Policía Local le requirió su documentación, pero al no tener el DNI consigo le dijeron que debía ir a comisaría con ellos para identificarla. Una vez dentro del coche sus amigos rodearon el vehículo y supuestamente abrieron una puerta, siendo en ese momento cuando ella trató de escapar y agredió al policía, quien necesitó asistencia médica. María León venía de fiesta junto a otros compañeros, quienes celebraban haber acabado un rodaje sin imaginar lo que sucedería poco después.

La actriz de 38 años fue vista abandonando los juzgados este domingo, pero no quiso dar declaraciones al respecto. De hecho, se cubrió su rostro con un papel, evitando así que las cámaras captaran su semblante tras estar detenida durante unas horas. De momento, todo está en manos de sus abogados, los cuales intentaran demostrar que la versión que hasta ahora se ha contado no encaja para nada con la ofrecida por la actriz.

La actriz al parecer sufrió un ataque de ansiedad por el cual tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario de Sevilla para ser atendida. Si bien fue sometida a un juicio rápido, ella asegura que no se quedará de brazos cruzados, pues como ella dice "confía en la justicia". Lo que se ha desvelado es que está siendo investigada por un delito que lleva una pena que oscila entre los 12 meses y los cuatro años de cárcel.

X