Makoke se ha dado cuenta que su ex, Kiko Matamoros, tiene fuerzas para seguir batallando en su amarga guerra en la que ninguno gana, por lo que le pide firmar una tregua pública de no agresión para no hacerse más daño. ¿Aceptará?


Makoke ya está cansada de batallar contra su exmarido, Kiko Matamoros, a quien le ha pedido una tregua, tras comprobar que el colaborador de ‘Sálvame’ tiene fuerzas suficientes como para hacer frente a sus ataques, subiendo cada vez más el nivel y prometiendo que esto no tendrá fin. La expareja se ha enzarzado en una amarga guerra de la que ninguno parece salir vencedor, dado que ambos pierden al desvelar sus trapos sucios y tener a su hija, Anita Matamoros, en medio esquivando los misiles que se lanzan sus padres. Ante esta delicada situación, ha sido Makoke la que ha decidido dar un paso atrás y pedirle a su exmarido que rebaje el nivel de sus declaraciones, por el bien de ambos.

 

Makoke también ha sido muy dura a la hora de hablar de Kiko Matamoros a lo largo de estos meses, desde que su matrimonio se rompió. Sin embargo, ella se escuda en su derecho a réplica siempre que su ex habla de ella, al sentirse obligada a hablar por estar colaborando en ‘Viva la vida’ y encontrarse cada fin de semana material nuevo al que hacer frente. Se le olvida que en ocasiones ha sido ella la que ha lanzado las primeras piedras y que después su exmarido no ha dudado en devolvérselas con más furia si cabe. Al final, todo esto se ha traducido en un cruce de acusaciones y revelación de desagradables episodios de su vida que mantienen al público entretenido, pero que a ellos les está pasando especial factura.

Así, en conversación con los reporteros de ‘Europa Press’, Makoke le ha pedido a Kiko Matamoros que entierre el hacha de guerra, con la promesa de que ella hará igual y que así dejarán que Anita Matamoros sufra al ver a sus padres inmersos en una guerra en la que tan solo hay víctimas y ninguno parece salir victorioso.