La colaboradora de ‘Sálvame’ siempre ha defendido la postura de Antonio David Flores y ha sido muy crítica con Rocío Carrasco. Ahora le pide disculpas: «Para mí este documental ha sido como una bofetada».


Lydia Lozano ha sido una de las visitas más impactantes al plató de la última entrevista de Rocío Carrasco en ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’. La colaboradora de ‘Sálvame’ se ha mostrado siempre a favor del testimonio de Antonio David Flores, pero ahora, tras escuchar las desgarradoras declaraciones de la hija de Rocío Jurado durante los 12 capítulos, asegura que su opinión ha cambiado.

La colaboradora de televisión se ha reencontrado con Rocío, con la que en un principio tenía una buena relación. Sin embargo, con el paso del tiempo, su relación cambió de manera radical, ya que Lydia empezó a apoyar al ex Guardia Civil: «Primero, enhorabuena. Has conseguido ayudar a muchas mujeres, este documental ha sido una bofetada muy gorda para mí, porque siempre decíamos por qué no habla, pone demandas… Me he puesto en tu piel. Yo no sabía que era una mujer manipulada. Me creí todo. Cuando me veías, ¿qué pensabas de mí?», se pregunta la colaboradora.

Rocío Carrasco ha querido responderle: «No entendía nada. No entendía que una persona que había estado en mi casa, has estado en mi casa y se te ha tratado como de la familia, no entendía cómo una persona a la que has visto crecer, no entendía por qué esa inquina, ese hacer daño sin ni siquiera preguntar o coger el teléfono. Me lo podía esperar de mucha gente, pero lo tuyo me dejó en shock. No entendía cómo hacía daño por hacer daño».

Lydia asegura que este documental ha sido como una bofetada

Lydia Lozano
Telecinco

Lydia ha querido recordar una conversación que tuvieron ellas en un evento celebrado en Mediaset: «Tú y yo tuvimos una conversación. Yo te pregunté por qué no llamabas a tu hija. Empezaste a explayarte. Yo no dije nada. Yo no te creí. Utilicé para que se te pudiera entender, ha llegado mi reconocimiento. Yo no te creí. No entiendo cómo no me quitaste la venda de los ojos», le declara.

Muy acertada, la hija de Rocío Jurado, le dice que esa no era su responsabilidad: «No vas a echarme a mí la responsabilidad, no se puede trasladar. Yo intenté quitarte la venda, y no me creíste. No era una responsabilidad mía. Por el cariño que te he tenido, la conversación la mantuve contigo. Te conté muchas cosas, pero no todo. Te dije, te estás equivocando. No hay mejor ciego que el que no puede ver».

Kiko Hernández también ha cambiado de opinión

Después de escuchar su desgarrador testimonio durante los 12 capítulos que ha durado la docurserie ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, el colaborador de ‘Sálvame’ ha cambiado de opinión y ha sacado la cara por ella. Eso es lo que ha hecho durante todas las semanas que ha durado este documental, que ha sido todo un éxito en Mediaset. Antes de que incluso se reencontrara con la hija de Rocío Jurado, Kiko Hernández no ha sabido poner en pie cuántos años hace que no ve a Rocío Carrasco: «Hablar con ella no lo he hecho nunca. Estoy nervioso sí, le quiero decir algo mirándole a la cara», ha empezado diciendo en el plató.

Antes de que oyera todo lo que tenían que debatir sus compañeros, Kiko ha querido añadir algo: «A Rocío le hemos dicho que era muy rara, que no salía… ahora he visto todo y creo que se ha protegido en su casa para que nadie le hiciera daño y nadie la molestara. Me demuestra que se está recuperando. No entiendo lo de la familia y creo que si Rocío Jurada levantara la cabeza, los echaba a hostias de allí a todos».