La actriz dejó momentáneamente su obra 'Cinco horas con Mario' en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza por un teléfono móvil que no paraba de sonar


Lola Herrera ha vivido uno de los peores momentos de su vida sobre las tablas de un escenario. La actriz llevaba media hora interpretando la obra ‘Cinco horas con Mario’ cuando un móvil comenzó a sonar y no dejaba de hacerlo. Esto ocurrió en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza, donde esta obra de Miguel Delibes se representa desde el pasado día 30 hasta el próximo 16 de febrero.

Nadie apagó el dispositivo, algo que no hizo ni pizca de gracia a la intérprete. Tanto, que incluso llegó a bajarse del escenario muy enfadada por lo ocurrido. «No tuve más remedio que parar porque te vuelves loca con ese ruido; te destroza la cabeza”, se ha justificado la actriz a EFE.

Lola Herrera abandonó las tablas del Teatro

Antes de marcharse, Lola Herrera ya avisó de lo que estaba ocurriendo y de su enfado: «Apáguelo, por favor. Así no se puede trabajar», le espetó al espectador que no silenciaba su teléfono móvil. Para acto seguido desaparecer entre bambalinas ante el pasmo del público, que se quedó ojiplático ante lo que estaba ocurriendo sobre el escenario.

La espectadora también abandonó las butacas del Teatro: «Sonó insistentemente, muy insistentemente, un móvil que nadie apagaba. La señora se fue muy enfadada por lo visto porque sus vecinos de butaca se enfadaron con ella pero no sé más», ha explicado Herrera al citado medio.

Una vez que el mal trago se pasó, la actriz volvió a escena y continuó con la obra. Estos hechos ocurriendo el pasado domingo 2 de febrero. Muchos de sus compañeros de trabajo apoyaron la decisión de la actriz de abandonar las tablas mientras el teléfono móvil no cesaba de sonar.