El hijo de Naty Abascal y su novia de toda la vida selló su amor delante de un sinfín de personalidades del mundo de la aristocracia y los toros.


Tras varios meses de imprevistos, Laura Vecino y Rafael Medina se daban el «sí, quiero» el 16 de octubre de 2010 en el Palacio-Hospital de Talavera, en Toledo, una de las propiedades de la fundación ducal Medinaceli. Diez años después, la pareja ha recordado uno de los momentos más felices de su vida y han querido abrir su álbum más personal y compartir en sus redes sociales las imágenes inéditas de su enlace de cuento de hadas.

Laura Vecino

«10 años de este día! Gracias Rafa Medina«, escribía Laura Vecino a través de sus redes sociales junto a una gran retahíla de imágenes en las que podemos ver la felicidad del matrimonio en el día de su boda. A pesar de que ha llovido mucho desde entonces, lo cierto es que el matrimonio sigue igual de felices y enamorados como el primer día.

El matrimonio siempre se ha mostrado muy herméticos a la hora de hablar de su vida privada. Sin embargo, en los últimos tiempos, es ya habitual ver en las redes sociales de la empresaria varias publicaciones en las que no duda en gritar a los cuatro vientos el amor que siente hacia su marido y la sonrisa de oreja a oreja que se le queda al estar junto al duque de Feria.

En las imágenes que ha compartido Vecino, se deja patente que su boda fue uno de los grandes eventos de aquel año y que consiguió reunir a un sinfín de personalidades del mundo de la aristocracia y el toreo. Entre ellos, pudimos ver a Nieves Álvarez y su marido, Marco Severini, así como «El Juli» y su mujer, Rosario Domecq, así como a Enrique Ponce y la que fuera su mujer, Paloma Cuevas. Además, personalidades del mundo de la televisión tampoco faltaron al evento. Entre ellos, encontramos a Amaia Salamanca y su marido, Rosauro Varo, y Boris Izaguirre. Asimismo, entre los invitados también se encontraron Jaime de Marchamar, Carmen Martínez Bordiú, José Campos, Cari Lapique y sus hijas, Carotina y Carla Goyanes, Alicia Koplowitz, Genoveva Casanova y la fallecida duquesa de Alba.

Dos años después de su mágico enlace, el feliz matrimonio le dio la bienvenida a sus mellizos, Rafael y Laura. La llegada de sus hijos supuso un cambio radical en su estilo de vida, que comenzó a ser mucho más discreto para mantener en el anonimato a los dos pequeños. Desde hace cinco años, la pareja y sus hijos hicieron las maletas y se trasladaron a Barcelona por motivos laborales. A continuación, te dejamos todas las imágenes de la boda en la que el hijo de Naty Abascal selló su amor con su novia de toda la vida.