Laura Matamoros ha lucido un vestido en un evento promocional de Segovia y este le ha jugado una mala pasada, pues se ha visto más de lo esperado.


Laura Matamoros fue invitada a un evento en Segovia al que acudieron otras muchas influencers. Entre ellas, María Pombo, su hermana Marta o Anna Ferrer, de hecho, llegó incluso a coincidir con su hermana Anita. Todas ellas posaron en el photocall con looks de infarto, pero a una de ellas le jugó una mala pasada su vestido. En concreto, a Laura, quien posó para los fotógrafos con una pieza que tenía una raja que descubrió partes que no deseaba que se vieran. Consciente del momento ‘tierra, trágame’, la influencer se cubrió como pudo, aunque sin éxito. Con una tímida sonrisa y mientras utilizaba su bolso, Laura intentó salir del paso tan pronto como pudo. Tanto es así que incluso como se ha podido ver en sus stories que se ayudó de María Pombo para que nadie se percatara de la mala decisión al elegir este vestido.

Laura Matamoros
Gtres

La hija de Kiko Matamoros apostó por un vestido de raso cruzado con el que se evidenciaba su tripita de embarazada. Ya está de siete meses, por lo que con la mayoría de la ropa se hace evidente la curva más bonita que en este momento tiene. Laura Matamoros no ha hecho mención a lo sucedido en sus redes sociales, no obstante, en su perfil de Instagram se puede ver otro vestido muy similar que también llevó en un enlace. En color azul y con otro escote distinto, la prescriptora de moda en esta cita también optó por una gran abertura en su falda, aunque esta vez no ha sido nada cómoda para ella.

Laura Matamoros
Gtres

La joven es natural y procura reírse de sí misma, por lo que, aunque pasó cierta vergüenza ante las cámaras, ella se lo tomó con mucho humor. Capeó la situación como pudo y, de nuevo, mostró su buen hacer delante de los reporteros gráficos. Una situación similar vivió en su momento Adriana Abenia que, sin querer, y debido a un escote vertiginoso enseñó parte de su pecho, un instante sobre el que la presentadora bromeó. Laura no ha querido darle más importancia y ha preferido dejar pasar la polémica, aunque muchos de sus seguidores sí se han percatado de ello.

Laura estaba preciosa y, al igual que otras muchas influencers, eligió un vestido para quitar el hipo. De momento, no ha posteado ninguna fotografía, pero tanto su outfit como el del resto se han convertido en virales. Y es que eran muchas las miradas puestas en esta cita que congregó a tantos rostros conocidos de las redes sociales. Con casi un millón de seguidores, Laura Matamoros está orgullosa del actual momento que está viviendo, pues pronto volverá a ser madre. Solo quedan dos meses para que nazca el segundo hijo que ella y Benji están esperando para este otoño, un esperadísimo momento que ambos están deseando que llegue.