La hija de Kiko Matamoros cumple 29 años y lo primero que hace es apuntarse a baile por primera vez para ponerse en forma y divertirse.


Laura Matamoros ha disfrutado de un fin de semana increíble. Y es que ha sido el momento de celebrar su cumpleaños en familia y también con amigos. La hija de Kiko Matamoros ha cumplido 29 años y para celebrarlo se ha ido a comer con un grupo de amigos, entre los que estaba María Pombo y su marido, Pablo Castellano. El lugar elegido ha sido ‘Noname Bar’ y allí recibía un regalazo que ha preferido no desvelar por parte de sus amigos.

Pues bien, apenas unas horas después de celebrar su cumpleaños, Laura ha compartido con todos sus seguidores que ha añadido a su lista de aficiones una nueva. Se trata del baile. «Hoy voy por primera vez a clases de baile. Aviso, soy un pato mareado», ha escrito divertida desde el cuarto de baño de su casa.

Hace unas meses, la joven anunció que empezaba con una entrenadora personal para ponerse en forma tras su segundo embarazo. Y ahora ha querido incluir el baile en su rutina deportiva. No solo le hará ponerse en forma de la manera más divertida, sino que le permitirá aprender una técnica con la ayuda de una bailarina profesional.

Laura Matamoros muestra su primera clase de baile

Vídeo: Instagram.

En este vídeo que ha compartido ella misma vemos a una Laura muy concentrada, prestando atención a todos los pasos que da su profesora de baile. Y no duda en bromear sobre su coordinación. «Como os avisé… soy un pato», escribe divertida antes de anunciar que la primera clase que ha dado, ha sido superada.

¿Qué último retoque estético se ha hecho Laura Matamoros?

A pesar de que no se atreve con muchas cosas, Laura Matamoros acaba de mostrar que se ha atrevido con el microblading en las cejas. Y el resultado ha sido sorprendente.