Este miércoles 1 de junio se cumplieron 16 años de la muerte de Rocío Jurado a causa de un cáncer de páncreas. La artista, que luchó contra esta enfermedad durante varios años, murió en su casa, ‘Montealto‘, ubicado en La Moraleja, una de las zonas más exclusivas de la capital madrileña. Una espectacular mansión que la artista quiso que se vendiera, según su testamento, ya que no quería que ningún familiar viviera en esta propiedad donde ella perdió la vida y donde, en sus jardines, anunció que padecía cáncer. Ahora, 16 años después, SEMANA ha tenido acceso a las imágenes de cómo se encuentra esta propiedad y que no gustará nada a los seres queridos de ‘la más grande’. La mansión donde Rocío Carrasco nació y creció está en un estado lamentable, sin cuidar, completamente abandonada y a la venta por 3,4 millones de euros en un conocido portal inmobiliario.

La casa de Rocío Jurado se vendió a un inversor que quería reformarla para alquilarla. Sin embargo, la crisis inmobiliaria de 2008 truncó sus planes y el hogar de la cantante acabó saliendo a subasta pública a principios de 2017 tras los impagos de su propietario. «Había un plazo de dos años. Había que venderla porque ese era el patrimonio que tenía que repartir entre sus hijos. Se vendió cuando se tenía que vender», dijo hace unos meses Rosa Benito. Posteriormente, esta casa fue okupada y ahora vuelve a estar de nuevo a la venta. Os mostramos las fotos de la mansión de Rocío Jurado 16 años después de su fallecimiento.

Vídeo: Europa Press