Holaaaaaa, chicas, chicos y animalitos en general… Qué ganas de reencontrarnos y refrescar este blog, hoy más que nunca, y entendéis muy bien el porqué. Además, me encanta que sea con un evento relacionado con la moda. Nos viene que ni pintado, ¿no? La Reina ha presidido la entrega de los Premios Nacionales de la Moda, acto que se ha celebrado en el precioso Museo del Traje de Madrid (si no lo conocéis, daos una vuelta sin dudarlo. Y a los de fuera, apuntadlo). Así que con la mesa bien puesta, la temática y el entorno perfectos, pasemos al estilismo Real…

Letizia

A priori, Letizia debía darlo todo para la ocasión. No imagino una mejor que esta para destacar por tu estilo personal. Y bueno… Bien, pero a medias. Veréis. Ha lucido un vestido fluido con manga francesa y por encima de la rodilla. Con estampado de flores. ¿No queríamos flores y colores? Además, es de ZARA, con lo cual homenajeaba a la moda española en un acto que sirve para apoyarla y promocionarla. ¿Quién mejor que ella para hacerlo?

Se le suele criticar que no apueste más por firmas españolas, e incluso que, de entre las que usa (Felipe Varela, Adolfo Domínguez, Zara, Mango, Uterqüe, Massimo Dutti…), abra más el abanico y se atreva con nuevos diseñadores. Hoy ha charlado bastante con María Lemus, de Maria Ke Fisherman, una de las firmas premiadas. El contraste entre ambas era muy simpático de tan chocante: la una clásica, y la otra con gorra de béisbol y zapatones. Pero así de pronto no la veo con una de sus modernísimas e irreverentes creaciones (Miley Cyrus sí las lleva, por ejemplo). Quién sabe si con algún detallito… De Roberto Torretta, galardonado por su trayectoria, desde luego que sí. Otra vez será…

Letizia

El caso es que este vestidito lo estrenó en 2011 y lo recuperó al año siguiente (foto de abajo). En ambas ocasiones utilizó un cinturón, lo que acortaba demasiado la largura y se cargaba el efecto camisero de la prenda. Hoy se lo ha dejado suelto, muchísimo mejor y más actual. Es ese detalle que marca la diferencia. ¡Fuera cinturón y punto para el estilo!

leti flores ok

Como complemento ha vuelto a sacar la cartera rosa chicle de Adolfo Domínguez. Sí, esa que criticamos (por grande, por descoordinada…) el día de las Becas Iberdrola con su nuevo vestido de flores de Zara. Curiosa asociación: vestido de flores y cartera rosa. Dos estilismos diferentes, pero en el fondo tan parecidos.

Letizia

De nuevo tengo que remitirme a los pendientes como la mayor sorpresa del día. ¡Otro estreno en sus orejas, Majestad! Yo ya he perdido la cuenta de sus abalorios desde la pasada primavera.

Letizia

Esta vez hablamos de otra gran pieza, larga, con piedras y demás (¿un bichito creo distinguir?). Creo que son adecuados para el vestido, por color y festividad, y además no se los comen ni el peinado (moñito) ni el cuello del vestido. Cuelgan con absoluto esplendor. ¿Serán españoles también (y no italianos como los últimos)? Sí.

heunis
Aquí en detalle: tienen un león plateado en el broche, una mosca con cristales en el centro y va rematada con una piedra irregular.

Son de Anton Heunis, su creador, que es un sudafricano radicado en la capital, y de hecho la joyería clama con orgullo un «hecha a mano en Madrid». Se distingue por su barroquismo y utilización de piedras y cristales facetados. ¡Gracias, Jesús R.! Nuestros chicos se salen en el tema joyas. ¡Olé!

Letizia
Los nuevos pendientes son de Anton Heunis. Pertenece a una precolección, por lo que aún no los veo en su web. Y atención, ¡se llama Gipsy Queen!

El conjunto, así en general, me gusta, pero con matices. A saber: ¿No merecía esta gala un estreno a lo grande de la Reina? Es una de las Fiestas de la Moda del año. Y no hablo de tiros largos, pues era un acto de mañana… Es ese «algo más» que hoy me ha faltado. En resumen, un homenaje a la moda española, sí, pero pobre.

Letizia
A los pies, unas sandalias nude de Magrit. Las mismas que tiene en distintos colores.

Letizia ha dado un discurso, en el que se ha referido a la «industria, negocio y arte que es la moda. La moda es mucho más que moda. La moda es lenguaje instantáneo, es cambio, es radical transitoriedad, es el dibujo de uno mismo, es el atractivo del límite, a menudo es la expresión de un estado de ánimo o de un estatus o de un rol determinado. La ropa cambia nuestra visión del mundo y la visión que el mundo tiene de nosotros».

Os pongo una cita larga, porque viene a cuento y nos puede llevar a reflexionar. La Reina se toma muy en serio la moda, lo que se pone, la apariencia, porque «habla» por nosotros de alguna forma. No lo es todo, pero importa, claro que importa. Cuestionar eso es una tontería. Otra cosa es que acierte o no.

Ahora os toca a vosotros opinar sobre el look de hoy. ¡¡¡Ardo en deseos!!!

Letizia

P.D: La agenda royal ha bajado considerablemente. Se huelen ya las vacaciones, aunque la situación política les tenga en vilo. Pero todavía nos queda mucho que comentar. ¡Mañana nos vemos en Oviedo!