«Se están haciendo pasar por mí desde esta cuenta», advierte el DJ desde su cuenta de Instagram.


Hace unos días, Kiko Rivera partía rumbo a Nepal para participar en ‘Planeta Calleja’, el programa de Jesús Calleja en Cuatro. Se trata de un viaje que el cantante asumía con enorme ilusión, ya que es su primera gran travesía después de iniciarse su guerra mediática contra su madre, Isabel Pantoja. Lo que no esperaba el DJ es que durante su estancia en el país asiático sufriera un percance con sus redes sociales. Y es que alguien ha creado un perfil falso con su nombre y, haciéndose pasar por él, anuncia que ofrece premios a distintos usuarios de las plataformas digitales.

Instagram

«Querida Policía Nacional: Se están haciendo pasar por mí desde esta cuenta y ya va más de una vez. ¿Pueden ayudarme por favor?», reclama el andaluz a través de Stories. En ella ha publicado un pantallazo del perfil que, usurpando su imagen y su personalidad, garantiza a través que los premios que oferta «es 10o% real y no un fraude». Asimismo, señalan a los supuestos ‘elegidos’: «Eres elegido oficialmente para ser un ganador aleatorio de Facebook. Regístrese inmediatamente para reclamar el dinero que ganó».

Kiko Rivera no ha tardado en denunciar los hechos a través de su perfil oficial, donde le sigue un millón de ‘followers’. «Por favor, denuncien la cuenta porque no soy yo», reclama.

No es la primera vez que Kiko Rivera es víctima de una estafa en las redes. Hace apenas un mes le pasaba algo similar. «Hay que denunciar esta cuenta», se quejaba. Y alertaba así a sus seguidores: «Se están haciendo pasar por mí, ¡hasta donde vamos a llegar!».

La estafa de la que ha sido objeto, también conocida como método phishing, consiste en el envío de mensajes donde una persona que se hace pasar por un rostro conocido informa al usuario de que ha ganado 1.000 euros. Posteriormente, para reclamar el dinero, hay que acceder a un enlace en el que se piden datos personales y bancarios. Los delincuentes que hay detrás de este delito buscan conseguir números de cuenta, números de tarjetas para vaciar cuentas o generar cargos a esas tarjetas sin dejar rastro.

En los años 2013 y 2016, a Kiko Rivera le hackearon sus cuentas de Twitter. En 2019, alguien que se hacía pasar por un miembro de su equipo se dedicó a ofrecer sus servicios a distintas discotecas y salas de fiestas del país. El sevillano no tardó en denunciarlo, con el fin de evitar agravios a empresarios y promotores. «A todos los empresarios que quieran contratarme, que sepan que esta persona con este número de teléfono es un estafador, que ya por supuesto está denunciado. Siento las estafas que haya podido hacer pero no tiene nada que ver conmigo ni con mi equipo de trabajo. Muchas gracias», decía.