El próximo 26 de mayo se emitirá ‘Punto de partida’, el último episodio de la serie documental sobre la vida de Rocío Carrasco. Un programa que ha revolucionado el corazón en nuestro país al reabrir una guerra que lleva abierta 25 años entre la hija de Rocío Jurado y su exmarido, Antonio David Flores. Y que ha visto casi toda España… a excepción de Kiko Matamoros.

El colaborador ha revelado este martes que no ha visto la docuserie que emite cada semana Telecinco y de la que él habla cada tarde en ‘Sálvame‘. El motivo por el que no ha escuchado el testimonio de la madrileña es que su caso le recuerda al distanciamiento que él ha vivido con sus hijos en el pasado. Y es algo que le da «muchísima pena».

«Mi hijo me ha pegado un vapuleo en los platós que no tenía fuerzas ni para ir a los platós. Se me caía el alma al suelo. Yo hubiera preferido que mi hijo me hubiera roto la cara«, ha contado. «El que piense que los hijos no te duelen… A mí me da igual. Yo sé las veces que he llorado». 

destacada-rocio-carrasco
Telecinco

«Kiko, que me vengas ahora con eso, con favor… ¿Entonces no ves la serie por eso?», comentaba Jorge Javier Vázquez. «No me es agradable, en absoluto. Y me remueve muchas cosas. Yo tendría las mismas razones para no hablar a mi hijo en la puta vida, pero estaba deseando reencontrarme con mis hijos como una prioridad absoluta. Y en cuanto he tenido la ocasión y se ha propiciado lo he hecho. Ahora vivo mucho más feliz, vivo mejor y estoy mas de acuerdo conmigo y con lo que me rodea. Y muy agradecido», respondía el colaborador.

«He pasado cuatro años sin hablar con un hijo y sé lo que es eso»

«Que he pasado cuatro años sin hablar con un hijo mío y sé lo que es eso«, añadía. «Entonces no has visto la serie porque te removía y hablabas de algo totalmente contaminado por lo que has vivido, no por algo que estabas viendo», comentaba el presentador. «A mí me hablas de violencia y se me revuelven las tripas«, insistía Kiko Matamoros.

El de Badalona se mostraba indignado: «Pues has visto la serie muy condicionado, ¿o no? Entonces tu opinión es totalmente inválida». El ex de Makoke le contestaba: «Pues claro que sí. Condicionado desde que nací y me dijeron cómo tenía que ser una familia y con una educación judeocristiana. Lógicamente he estado muy condicionado».

Kiko Matamoros
Telecinco

Gema López salía en defensa de su compañero: «Están invalidando tu opinión, Matamoros… Cada uno lo hemos visto desde una perspectiva. No somos máquinas. Todos cuando vemos algo lo comentamos desde nuestras propias vivencias». Pero Jorge Javier seguía sin estar de acuerdo: «La gente en casa pensaba que estabas comentando la serie documental y estabas hablando de tu vida. Tú, Gema, has visto la serie con muchos menos prejuicios que Kiko».

Matamoros: «En el segundo programa no pude pegar ojo»

«Para mí ver esto no ha sido agradable. El primer día me senté a ver qué es lo que cuenta esta chica. Y no pude ver el segundo capítulo. En el segundo programa no pude pegar ojo. Me pareció todo tan brutal, tan desbordante en todos los sentidos… Me cuestioné muchas cosas que he dicho en un plató», insistía Matamoros.

«Lo que no se entiende a un día de la emisión de la final es que tú de motu propio hubieras dicho no voy a comentar esto porque me remueve», sentenciaba Jorge Javier. «Sí puedo comentarlo, pero me remueve», concluía Matamoros. «Supongo que el que esté en su casa y ha denunciado a su hijo estaría absolutamente identificado con Rocío Carrasco. Y supongo que quien ha estado esperando que una madre lo llame por teléfono se sentirá identificado con Rocío Flores. Supongo que la mujer que ha vivido con hijos ajenos se sentirá identificado con Olga Moreno. Esto es así y todos tenemos una carga emocional».

«Desde el principio lo que te ha pasado es que te has mantenido muy firme en tus convicciones pétreas», se quejaba Jorge Javier. «Podrías haber contado esto desde el principio y nos hubiéramos ahorrado muchos sofocones».