Kiko Matamoros ha compartido en sus redes cómo ha quedado su rostro días después de someterse a unos retoques de la mano de Carla Barber.


Kiko Matamoros de manera inevitable se convirtió el pasado fin de semana en el protagonista de ‘Sábado Deluxe‘. El colaborador horas antes de sentarse para apoyar a Mila Ximénez en la que era su entrevista más esperada se sometió a algunos retoques estéticos de la mano de su nuera, Carla Barber, sin embargo, el resultado no tuvo buena acogida en los espectadores. Su imagen corrió como la pólvora en redes sociales, llegando a ser trending topic y objeto de miles de memes que horas más tarde fueron noticia. A pesar de que tanto él como la artífice de su cambio se mostraban muy satisfechos con el resultado, su metamorfosis ha sido uno de los temas más comentados de los últimos días. Si bien este lunes la doctora estética fue preguntada por los micrófonos de ‘Sálvame‘ y no quiso aclarar nada, este martes el propio Kiko Matamoros ha compartido una imagen en la que enseña cómo ha quedado su rostro sin hinchazón.

Este post lo ha compartido desde el hospital en el que permanece desde que hace unas horas fuera intervenido para extirparle la vesícula, operación que, por cierto, ha resultado ser un éxito. «Gracias a todos los que os habéis interesado por mi salud. Todo ha ido perfectamente», ha escrito junto a una fotografía en la que aparece tumbado sobre una cama y en un primer plano. Por ello, ha querido puntualizar que, poco a poco, la inflamación ha ido descendido hasta tal punto que días después de sus retoques parece que todo está volviendo a su ser. «¡Ah! Lo de las infiltraciones de ácido hialurónico va también muy bien. Por su camino todo», ha añadido en la misma publicación.

A pesar de que todavía en su piel se aprecian algunos moretones, no obstante, la propia Carla Barber explicó en su cuenta de Instagram que esta consecuencia era algo absolutamente normal en cualquier paciente. «Tras un tratamiento como este, la inflamación es normal durante 5-7 días. La rojez, los hematomas y el edema son normales y desaparecen en poco tiempo», puntualizó la doctora. Así ha sido. En pocos días su rostro ha ido cambiando y poco a poco Kiko va recuperando su esencia, un aspecto que muchos de sus seguidores han señalado públicamente.

Utilizó muchos viales de ácido hialurónico y así lo reveló en sus stories, pero ¿qué retoques se ha realizado Kiko? No se conocen todos, sí algunos de ellos. «Lo que más me gusta: la nariz y lo increíble que ha quedado la frente (adiós inmediato a las arrugas y elevación de cejas con ácido hialurónico)», dijo Carla tras rejuvenecer el rostro y la piel de su suegro. No obstante, no ha sido el único que ha pasado por sus manos del clan Matamoros. Además de Kiko, Marta López, su pareja realizó algunos cambios que ella explicó en sus redes: «Relleno por debajo de la ojera y zona de los ojos para elevar y agrandar la mirada; ácido en la punta de la nariz; relleno con ácido en surco nasogeniano y en la parte baja de la cara para que los labios se vean menos abultados».

marta lópez kiko matamoros

Otra de sus clientas habituales, aunque lo que suele realizarse son tratamientos corporales o dermatológicos, es Laura Matamoros, al igual que su hermana, Anita Matamoros, quienes en varias ocasiones han acudido al centro estético que Carla Barber posee en un barrio elitista de la capital. Situado en un palacete en el que el alquiler supera los 8.000 euros, la canaria atiende a muchos famosos de nuestro país entre los que se encuentran, por ejemplo, influencers muy reconocidas. Y es que, a pesar de que esta doctora solo tiene 30 años, en muy poco tiempo ha logrado granjearse un hueco en el mundo de la estética y expandirse en tiempo récord.