«Mentiste como un bellaco, no dijiste la verdad», se ha quejado el colaborador tras su tenso cara a cara con el hijo de Makoke.


El pasado fin de semana, Javier Tudela, hijo de Makoke , se sentó en ‘Sábado Deluxe’ para hablar del primer hijo que espera, así como de las diferencias que lo separan del exmarido de su madre, Kiko Matamoros. En el programa, ambos se reencontraron después de dos años sin verse las caras. En aquel encuentro, el colaborador arremetía con dureza contra el joven: «Caradura, que eres un caradura. Eres un jeta que se acostaba a las 7 de la mañana, se levantaba a las dos y le pedía a la chica que le pusiese el desayuno».

«Le he dado cosas que no le he dado a mis hijos»

Este lunes en ‘Sálvame’, Matamoros ha tenido la posibilidad de repasar, punto por punto, su desagradable encuentro con Javier Tudela. «Fue fue triste, muy triste. Vino a agradar a su padre y a decir el el discurso que le ha dicho su padre», se lamentaba. El madrileño, que prácticamente vio crecer a Javier mientras estuvo casado con Makoke, se ha quejado de que éste pueda «sentir tanto desagradecimiento, porque yo en 20 años le he dado cosas que no le he dado ni a mis hijos para que no se sintiera mal y no hacer de más a mi hijos».

Telecinco

«Se equivoca en los datos, se equivoca en todo. Con él tuve la responsabilidad que tuve y la soporto. Tengo cierto arrepentimiento por haberme equivocado en muchas cosas. Es absolutamente abusivo haberse beneficiado de lo que ha sido mi vida al lado de su madre, encima negarlo ir a tirarme por el suelo, decir que yo soy un vago«, decía. «¡Si tú hubieras trabajado a mi edad lo que yo tenía trabajado a los 27 años solo por horas de dedicación tendrías muchas más de lo que tienes. No tienes profesional de ningún tipo».

«Me quedó una imagen devastadora de este muchacho»

Kiko Matamoros ha asegurado que el dinero del que tanto presume Javier Tudela es gracias a su padre, un acaudalado empresario: «Del restaurante que te abrió tu padre no sé lo que tardará en quitártelo. Infinidad de cosas… Venir a echarme en cara a mí que debo dinero a Hacienda, una cantidad que está recurrida, es feo. Al final me quedó una imagen devastadora de este muchacho. Me parece que está muy confundido».

Lo que más le pesa es haber tratado a Tudela como a un hijo y que éste no valore: «Le echo en cara que no me agradezca lo que he hecho por él. No estoy hablando de que eso no lo haya hecho con gusto. Es que hay que ser muy desagradecido cuando han hecho eso contigo y no sentir ni manifestar ningún agradecimiento. Y hay que ser más desagradecido todavía para venir aquí a hacerle el juego sucio a papá mintiendo diciendo que le hice una sociedad con 15 años. ¡Ignorante! Si con 14 años nadie puede firmar una sociedad».

Gtres

«Mentiste como un bellaco, no dijiste la verdad», ha sentenciado Matamoros. «No me quiero calentar demasiado… Yo tenía intención de no hacer daño y creo que hice el menor posible. Pero, de verdad, no es el tema económico. Es el sentimental. He estado al lado de ese muchacho. Me ha dado mucha pena el rechazo que ha sufrido. Era una guerra diaria continua muy desagradable y lo único que hice fue respetar el espacio de sus padres, ya que fueron ellos los que decidieron por dónde tenía que ir su educación«.

«Siempre estuve preocupado por él»

«Ya que está tan preocupado por salvar a los cocodrilos en cautividad», añadía. Cree que en el futuro tendrá que ponerse a trabajar porque «no podrá vivir de rentas cuando su padre fallezca». Asimismo, ha resaltado que «con independencia del tema económico, el dinero está para ganarlo, para gastarlo y para disfrutarlo».

Matamoros insistía en que siempre trató a Javier Tudela como parte de su familia. «Siempre estuve preocupado por él, para que tuviera el mayor confort.«He estado en un banquillo acusado y condenado por defender la integridad de este chico. Aunque solo sea por eso debería tener otro comportamiento».