Kiko Matamoros ha vivido unos días complicados después de que haya tenido que ser intervenido en el hospital para extirparle la vesícula. Ha estado acompañada de su pareja, Marta López, que no se ha separado del colaborador ni un momento. Su hijo, Diego Matamoros, en compañía de su novia, Carla Barber, acudía al hospital para visitarlo.

Por su parte, sus otros hijos han estado pendientes de Kiko en todo momento. Sin embargo, ha habido una ausencia muy llamativa, la de su hija Anita Matamoros, que hace apenas unos días cumplía 20 años, ajena a la operación de su padre. Ahora, Kiko Matamoros ha querido aclarar cómo está la relación con su hija.

Anita Matamoros Kiko

«No sé si mi hija está al tanto de cómo estoy después de la operación. Por mi parte no, desde luego. No sé si alguien ha podido informarle, pero si se ha informado porque se ha interesado ella, pues mejor, sino, pues tampoco pasa nada», comentaba Kiko Matamoros desde el hospital, el que justo ha abandonado durante la mañana del miércoles.

Kiko Matamoros ha querido confesar que no la ha felicitado por su cumpleaños. «No tengo relación con ella, ya lo dijo su madre y lo corroboro yo, pero vamos, no voy a entrar en más. Si no tengo comunicación con ella, no la puedo felicitar», seguía contando ante la sorpresa de Carlota Corredera, que no daba crédito con las palabras del colaboradora de televisión.

«No sé si Makoke tiene algo que ver en que mi hija no se haya interesado por mí. Creo que hay edades a las que uno llega y tiene que ver la vida como él o ella crea. Mi hija tiene suficiente personalidad para administrar sus emociones y sus sentimientos, y sus relaciones… no me paro en lo que haya hecho la madre, la verdad es que no me paro en eso, me da igual, mis relaciones con mi hija tienen que ser con mi hija, lo otro, me trae sin cuidado», apunta.

makoke-matamoros-anita

Kiko Matamoros ha recibido ya el alta hospitalaria

Horas después de que el propio Kiko Matamoros revelara en sus redes sociales que su evolución era favorable tras la operación en la que le extirparon la vesícula, el colaborador ha abandonado el centro hospitalario en el que estaba ingresado. Provisto de una mascarilla con la que se protegía y junto a su pareja, Marta López, ambos ponen fin así a esta etapa para así poder descansar en la casa en la que residen. 

Aunque él siempre ha demostrado estar al pie del cañón, ahora deberá tomarse un pequeño descanso antes de volver al plató de ‘Sálvame’, del que pocas veces se ausenta. «Estaré un par de días y luego puedo seguir trabajando. La recuperación lleva un tiempo», ha dicho a las puertas del hospital.