Kiko Matamoros se queda ciego: así contó él su drama en primera persona

Kiko Matamoros se está quedando ciego, después de que hace diez años le diagnosticaran un glaucoma. Así lo ha contado él en su entrevista más dura hace 8 años, cuando comenzó a sufrir los primeros síntomas de su enfermedad

Kiko Matamoros no atraviesa su mejor momento personal. En el amor parece que la cosa le sonríe, ahora que ha encontrado el amor en Cristina Pujol, pero su guerra con Makoke ha supuesto un quebradero de cabeza difícil de afrontar. Además, sus hijos le han dado la espalda, a excepción de Laura Matamoros, lo que acrecienta su dolor. Por si esto fuera poco, se le suman problemas económicos por una gran deuda con Hacienda y un problema de salud que le está dejando ciego, que él mismo contó en 2011.

Leer más: Gema López le planta cara y él toma una drástica decisión

11La enfermedad que deja ciego a Kiko Matamoros

El colaborador de televisión fue diagnosticado hace diez años de un glaucoma ocular en ambos ojos. En el derecho ha perdido la visión, mientras que en el izquierdo la afección le está ganando la batalla y sabe que en unos años no podrá ver.

10¿Qué le provoca este glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad del ojo que roba paulatinamente visión a Kiko Matamoros. Afecta al nervio óptico y no puede ser operado, por lo que el declive en la visión es inevitable. A él le dieron los médicos 10 años para quedarse completamente ciego, pero ya ha pasado la fecha límite y aún le queda visión en el ojo izquierdo.

9Así confesó Kiko Matamoros su drama

Fue en enero de 2011, hace 8 años, cuando Kiko Matamoros se sentó en un plató de televisión para confesar el drama que estaba viviendo: “Me voy a quedar ciego”, confesaba. Lo hacía tras haber aparecido durante varios días con gafas de sol y ante las preguntas de la audiencia. Finalmente decidió confesar qué le sucedía realmente.

8No tiene cura

Los nervios ópticos ya están afectados y no hay operación posible, ni un tratamiento que acabe con todo esto”, se sinceraba Kiko Matamoros en una de sus intervenciones televisivas más duras.

7¿Cómo se dio cuenta de lo que le sucedía?

El glaucoma tiene como síntomas la visión borrosa, el dolor de ojos y cabeza, las náuseas y vómitos, así como la pérdida repentina de la visión. Pero, cómo lo vivió Kiko Matamoros en la primera fase de su enfermedad: “Al principio los achaqué a las lentillas, pero un día me di cuenta de que había perdido demasiada visión por un ojo”, explicaba en 2011.

6¿Qué es lo más duro de su ceguera?

Kiko Matamoros reconoció en esta entrevista en televisión que “es muy duro todo esto, sobre todo psicológicamente, pero no puedo hacer otra cosa. Lo que sí tengo claro es que el día que me quede ciego me quito de en medio, porque no quiero ser una carga para nadie”.

5Su vecino creía que estaba borracho

En medio de su discurso, Kiko Matamoros narró un duro suceso que le sucedió con un vecino y que le hizo sentirse mal, herido: “Lo peor de todo esto es que la gente no lo entiende. El otro día, por ejemplo, me tropecé con un escalón porque no veía nada y un vecino dijo que iba demasiado borracho”.

4El mayor temor de Kiko Matamoros

Lo que más teme el colaborador es en convertirse en una carga para sus seres queridos. Teniendo en cuenta que esto lo contó hace 8 años, el panorama familiar era bien distinto al de ahora. Recordó lo mal que lo pasó con la enfermedad de su madre y no quería que sus hijos pasasen por la misma situación: “Sufrí mucho con ella y yo no quiero que lo pasen mal por mí”.

3Gema López dudó de su veracidad

Meses más tarde, Gema López le dijo que había dudado de la veracidad de su historia, porque después “lo vi muy normal”. Kiko Matamoros respondió con contundencia: “Yo no soy un hijo de puta. Yo no jugaría con algo así. Yo puedo entregar a la dirección del programa todas mis pruebas médicas, porque nunca mentiría con algo como esto”.

2Bono de U2 también sufre glaucoma

1Al igual que Whoopi Goldberg