Tras atacar con dureza a la malagueña, el colaborador ha pedido perdón en televisión. «Pido disculpas. Me equivoqué y es la peor versión mía. Me da hasta asco», ha reconocido.


El pasado miércoles, Kiko Hernández lanzaba durísimos mensajes contra su excompañera Carmen Borrego‘. “Eres una mentirosa de libro. No te voy a llamar Potota, te voy a llamar mentirosa y embustera. De Terelu. me fío y de tu madre también. De ti, no. Vendes a tu madre por dos duros, por una exclusiva», decía. «Cuentas unas bolas, pero además sobre la marcha… ¡Qué pájara estás hecha! ¡Qué mentirosilla! Como te crezca la nariz como a Pinocho se te va a poner como la papada. «¡Qué asco! ¡Asco!», espetaba. «Yo no soy nadie para dar consejos, pero te vuelvo a repetir que creo me importa mucho más lo que le pasa a tu madre que lo que te importa a ti».

Fue una tarde acalorada para el colaborador, que suele llamar a Borrego ‘Potota’ desde su sillón de ‘Sálvame’. Un sobrenombre que hiere la sensibilidad de la colaboradora. Y así lo ha manifestado en ‘Viva la vida’. “No es una gracia, no es necesario humillar a las personas, a mí me han educado para no hacerlo”, se lamentaba en el programa de Emma García. «Lo de Potota no es por ofender. Es que me hace gracia y cuando te lo dije dos o tres veces y vi que no te ofendía continuamos con la gracia. ‘Cotota’ te lo llamaban en ‘Día a Día’ y como te hiciste lo de la papada te puse ‘Potota’ por ‘Mister Potato’. Pero eso no es ofender», detallaba el madrileño.

Telecinco

Sin embargo, la furia con la que hablaba hace 24 horas, esta tarde se ha convertido en calma. Después de reflexionar sobre sus palabras, Kiko Hernández ha pedido disculpas públicamente a la hija de María Teresa Campos. «En su día me dijiste: ‘A mí lo de Potota me hace gracia, cómo lo dices y con el tono que lo dices», señalaba. «Ayer por la tarde empiezo a a recibir un montón de mensajes hablando de Carmen Borrego… Ayer me equivoqué y es la peor versión mía. No me gustaría sacarla muy a menudo porque me da hasta asco. Sobre todo por dos personas, Terelu y Teresa Campos, una es hermana y otra es madre», admitía.

«Creo que toca pedir perdón, no he hablado ni con Teresa ni con Terelu, pero me imagino que si se lo hacen a un familiar mí hoy yo estaría destrozado”, apuntaba. “Pido perdón, a lo mejor no se me acepta pero lo pido».

«Pido disculpas porque fue una exageración»

«Prefiero que me llamen incoherente a que me llamen mentiroso. Pido disculpas porque fue una exageración y me pasé 80 pueblos pero te pido, Carmen Borrego, que no me nombres». Tras estas palabras, el madrileño pedía un acuerdo con la andaluza. «Potota… es la última vez lo que digo. Se acabó. No digo más Potota, ni digo más Carmen Borrego. Y si dices algo de mí que sea con verdades, no con medias verdades ni con mentiras. Vamos a a hacer ese pacto. No metas a terceras personas».

© Telecinco

Kiko ha dejado claro su arrepentimiento. Y es que sus últimas palabras sobre Borrego fueron especialmente hirientes. «Tu madre ha pasado la peor semana con el enfrentamiento que ha tenido con Jorge Javier Vázquez. ¿Quién ha estado con tu madre esta semana? ¿Has estado tú? Porque creo que no se te ha visto el pelo. Mi padre pasa una semana así y estoy con ella tarde sí y tarde también. A ti no se te ha visto el pelo. Tu madre… más sola que la una. Se te ha visto aquí, en ‘Viva la vida», le reprochaba.

Kiko habla de la «soledad» de María Teresa Campos

Asimismo, le aconsejaba estar más cerca de su progenitora. «Estate más con tu madre. Que además de que te sirva para hacerte exclusivas estate más con ella. Un poquito. Y cuando la llames que luego te acuerdes de lo que le has dicho. Es una casa muy grande, pero más grande es la soledad que tiene en esa casa. Es una casa muy grande para tata soledad».

El colaborador concluía sus ataques a Carmen Borrego soltando una nueva ‘perla’: «Venga, el domingo que viene ya tienes de qué hablar. Ya tienes trabajo. Que te pongan el vídeo de Kiko y a hablar. A ti o te ponen un vídeo tuyo o de tu familia o no hablas. ¿Tendrás opinión de las cosas? Hasta tu sobrina estará más dispuesta a hablar».