Kiko Hernández admite que María Lapiedra tontea con él desde hace años

Gustavo González y María Lapiedra
Un nuevo capítulo se ha abierto e el culebrón entre María Lapiedra y Gustavo González.

El culebrón entre María Lapiedra y Gustavo González parece no tener fin.

El último capítulo que se ha abierto ha venido dado tras una conversación que Kiko Hernández mantuvo con Lapiedra durante una de las publicidades de ‘Sálvame‘. Una conversación que fue grabada por las cámaras del programa sin que ninguno de los dos lo supiera y en la que parece que María Lapiedra hizo relevantes confesiones a Kiko sobre la vida personal de Gustavo y la expareja de este, Toñi.

En las imágenes, la complicidad entre María Lapiedra y Kiko Hernández, hablándose muy de cerca e intercambiando confidencias, fue más que evidente. Tanto, que algunos colaboradores detectaron cierto tonteo de la novia de Gustavo con el colaborador.

Kiko Hernández ha admitido que María Lapiedra tontea con él desde hace años.

Jorge Javier Vázquez ha sido el que, finalmente, ha preguntado sin tapujos a Kiko Hernández si cree que María Lapiedra está enamorada de él. «Enamorada no, pero sí es cierto que María Lapiedra tiene un tonteo conmigo desde hace años que yo no termino de entender».

Jorge Javier ha querido ir más allá: «¿Alguna vez has sentido atracción por María Lapiedra?». «Rotundamente no», ha contestado Kiko Hernández seguro de sí mismo.

Gustavo González ha admitido que le ha preguntado a su novia si le gusta Kiko Hernández.

«Pero si tú hubieras querido dar un paso adelante con ella en un momento dado, ¿crees que habría pasado algo entre María y tú?», insiste Jorge Javier Vázquez. Kiko Hernández ha dudado unos segundos: «Ahí ya no te sé decir. Tendríamos que preguntar a Rappel».

Todo esto podrían parecer suposiciones de Hernández y del resto de colaboradores si no hubiera sido por la confesión que ha continuación ha hecho Gustavo González: «Yo le he preguntado a María Lapiedra si le gustaba Kiko Hernández. No ahora. Se lo pregunté hace años, porque veía la complicidad que había entre los dos». Gustavo ha querido aclarar que nunca ha sentido celos por este tema, pero sí curiosidad.