Josep María Mainat confirma que su mujer, Ángela Dobrowolski, trató de okupar su casa este martes con su amante y por eso está en los calabozos detenida. Así explica él todo lo que sucedió. Vea el vídeo


El horizonte judicial se complica amargamente para Ángela Dobrowolski, exmujer de Josep María Mainat, después de que fuese detenida en la mañana de este martes por asaltar supuestamente la vivienda del productor televisivo en Canet de Mar. La joven trató de okupar su segunda residencia en compañía de su amante, Gabriel, como así han confirmado fuentes policiales y después de que saltasen las alarmas de las cámaras de seguridad de la vivienda. Mainat no ha tenido reparos en explicar a ‘Europa Press’ con todo lujo de detalles cómo se percató de que su exmujer estaba tratando de entrar en su casa, a pesar de que cuenta con una orden de alejamiento por el supuesto intento de asesinato que tuvo a principios de año y que le mantuvo en coma, tras inyectarle presuntamente varias dosis de insulina.

Ángela Dobrowolski está acusada de un presunto delito de robo con fuerza por el asalto a la casa de su exmarido, pero trata de rebajar la gravedad de sus actos a través de una estudiada estrategia de su equipo de abogados. Desea hacer entender al juez que en realidad estaba llevando a cabo una okupación y no un robo en sí, algo que aún deberá ser sentenciado. Mientras la justicia se pronuncia, Josep María Mainat ha explicado cómo se percató de que las cámaras de su vivienda habían sido manipuladas para que dejasen de centrar su objetivo en la vivienda y que tras saltar las alarmas se personaron cuatro patrullas de la policía local en su casa. Allí se comprobó que efectivamente había sido asaltada, para finalmente descubrir la identidad de sus asaltantes.

Josep María Mainat apoya la versión de su exmujer y asegura que la intención de esta no era entrar a robar en la casa, dado que no hay grandes objetos de valor más allá de la televisión. Tiene constancia de que los movimientos de su exmujer estaban más dirigidos a apropiarse del usufructo de la vivienda que de hacerse con los enseres de su interior. Eso sí, eso no le hace estar en calma y así muestra su nerviosismo ante la idea de la ocupación. Vea el vídeo.