El torero ha decidido poner en manos de sus abogados la última entrevista de Kiko Jiménez atacando a su familia en televisión.


Los continuos ataques de Kiko Jiménez hacia la familia de José Ortega Cano no están gustando al diestro. El ex de Gloria Camila continúa sentándose en los platós de Mediaset para desvelar supuestos secretos de la familia. El torero, quien demandó hace unos meses al que fuera su yerno, volverá a presentar una demanda hacia el colaborador.

Un tema que el marido de Ana María Aldón ya ha puesto en manos de sus abogados. Precisamente fueron estos quienes mandaron un Burofax a Kiko hace unos meses para solicitarle que dejase de hablar de la familia públicamente. Nuevamente, el novio de  Sofía Suescun, ha vuelto a poner en el ojo del huracán al clan. La semana pasada, ofrecía una demoledora entrevista en ‘Sábado Deluxe’ donde hablaba de diversas confidencias.

Esta nueva demanda no solo está dirigida a Kiko Jiménez también hacia su madre, Carmina, quien recientemente señalaba una «mano negra» que había frenado la trayectoria profesional de su hijo en televisión. Cabe recordar que en su última entrevista en televisión, Kiko volvió a cargar contra la familia y aseguró que viven de cara a la galería. Afirmó que su ex, no soportaba a Rosa Benito y que siempre desconfió sobre Ana María Aldón.

Tanto el diestro como su hija no desean saber nada de Kiko Jiménez y ambos desean resolver este asunto en los tribunales. Hace una semana ya indicaba que haría «las cosas pertinentes», en clara alusión a una nueva demanda. Y es que en septiembre de 2019, el torero decidió también demandar a Kiko por unas declaraciones efectuadas tras la ruptura con Gloria Camila hablando de una «relación tóxica» de cuatro años con diversas supuestas deslealtades por parte de ella.

La traición de Kiko

La hermana del torero, Conchi, confesaba recientemente que Ortega Cano no atravesaba un buen momento y subrayaba que la entrevista estaba plagada de mentiras hacia la familia: «A nosotros nos aprecia todo el mundo. No sé cómo se saca esas cosas». Y quería zanjar el tema de la boda del torero y Ana María Aldón: «No entiendo por qué ha hecho esas declaraciones. Disfruté la boda, no te quiero contar. Simpatiquísimos». «Mi hermano me da una pena…». 

Las intervenciones de Kiko Jiménez en televisión continúan siendo muy controvertidas y, a pesar de que hace tiempo dejó de formar parte de la familia, no cesa de hablar de ellos. Gloria Camila se ha mostrado, en más de una ocasión, agotada de esta situación al igual que el matador quien ha lamentado la actitud de una persona que formó parte de la familia. «Me ha decepcionado mucho. Era uno más de la familia, de la casa. Creo que en la vida hay que tener clase y si te han dado tanto cariño, cambias de chica, no pasa nada. Eso no es la primera ni la última vez que pasa, que el chico lo deja o la chica. Nos merecemos otra cosa. Me parece muy fuerte».