‘Sálvame’ no deja de sorprendernos nunca. En la nueva sección que protagoniza Jorge Javier Vázquez, este se ha llevado más de una sorpresa. Hace unos días acudía a una casa y las dueñas lo sorprendieron regalándole un burro en pleno directo. El presentador de televisión se mostraba de lo más agradecido, ya que siempre había querido tener este animal en casa. Una vez que ha cumplido su sueño, ha compartido emocionado cómo se ha adaptado el burro a su nueva vida.

El presentador muestra la vida de su burro Fortunato

El presentador de televisión ha mostrado un vídeo en el que él aparece acariciando a su nueva mascota. Jorge Javier Vázquez reconoce feliz que Fortunato está encantado en el jardín de su casa. «Feliz, ¿verdad Fortunato?», le pregunta el de Badalona a su burro mientras lo mira orgulloso. Parece que se ha adaptado muy bien a su nuevo hogar, ya que está comiendo hierba.

Jorge Javier ha encontrado el mejor sitio para que su burro viva en libertad. Tiene un lugar lleno de hierba y tiene mucho espacio para vivir en calma. «Bienvenido a casa Fortunato», ha escrito el presentador de televisión. Ha encontrado el momento para desvelar el peculiar nombre que ha elegido para el nuevo miembro de su familia.

Lo ha bautizado con un original nombre: Fortunato

jorge-javier-vazquez-1
Redes sociales.

Como ha mostrado en el vídeo que ha compartido, el resto de habitantes de la casa de Jorge Javier han recibido con felicidad y normalidad al burro. De hecho, podemos ver en un momento dado a uno de sus perros, Tom, que pasea al lado del burro como si nada. La casa está más animada que nunca y está más cerca de convertirse ya en una atracción turística para los que le gustan los animales.

Un regalo que no esperaba

Jorge Javier Vázquez
Telecinco

Hace unos días, el popular presentador se desplazaba hasta Fuente El Saz, una pequeña localidad de Madrid, donde le esperaban Virginia y Rocío, dos espectadoras que son fieles seguidoras de su programa. Lo que Jorge no se esperaba es que, finalmente, el sorprendido iba a ser él. Jorge Javier comenzaba a disfrutar de su cita y Virginia le advertía: «No has venido aquí solo a merendar”. «Aunque suene muy mal, yo en mi casa no hago nada», respondía Jorge. «Barrer y fregar no. Tenemos una sorpresa para ti. Si lo quieres es para ti», le decía la anfitriona.

Tan solo unos segundos después, Jorge Javier Vázquez se veía la sorpresa: «Qué callado se lo tenían estos cerdos. No me han dicho nada». «Ay, por favor lo que estoy viendo. Ay, por favor», continuaba diciendo el presentador. «¿Cuántas veces has dicho que querías un burro?», le preguntaban. «Muchas. Lo que estoy viendo. Ay por favor. No sabía absolutamente nada«, seguía diciendo sin creérselo todavía. «Por favor, es un burro», hacía hincapié. «Mira voy a decir una cosa. Me han pasado la ficha de lo que venía hoy hacer aquí y estaba en el coche y me decían «¿qué tal?» y yo he respondido que el ‘Ding Dong’ de hoy era un poco soso. Pero he dicho mientras venía que nunca se sabe».