Joaquín Prat es una de las caras más conocidas de la televisión. Desde hace unos días se encuentra disfrutando de sus merecidas vacaciones de verano, pero se han visto afectadas al tener que lidiar con un drama familiar. Y es que su hermano, Federico, confesaba hace unos días en Canal 8 que vivía de lo que pedía en la calle y que busca trabajo de lo que sea para poder ganarse la vida.

La madre de Joaquín Prat habla del drama familiar que viven

Corazon.peq.template.qxd
SEMANA

SEMANA se ha puesto en contacto con miembros de la familia de Federico para saber de primera mano cómo viven esto. Su madre, Marianne Sandberg, también nos ha atendido amablemente (por supuesto sin ningún tipo de contraprestación económica) quien no ha dudado en desvelar el delicado momento que atraviesa para este medio: «Mi hijo Fede es un adicto. Estamos desesperados», confiesa a este medio unos días después de que se conociera la delicada situación de su hijo Federico.

Pero no es lo único que cuenta en el interior de las páginas del nuevo número de SEMANA. Y es que ha dado algunos detalles sobre cómo lo ayuda y también acerca de cómo han vivido todos estos años. «Hemos intentado ayudarle. Le pago el alquiler mensual, pero me llama pidiendo más dinero», continúa diciendo. Lee todas las declaraciones de Marianne, que está desesperada, desde este miércoles en tu revista favorita de corazón o descargando la versión online AQUÍ. ¿Te lo vas a perder?

Federico, el hermano de Joaquín Prat, desvelaba su vida en un medio

federico-prat
Canal 8.

Los que también han hablado sus hermanos, pero a través de sus respectivas redes sociales. Joaquín Prat y sus hermanas, Alejandra y Andrea, explicaban que su hermano Federico es «un adicto» y que su madre le paga el piso en el que vive todo los meses. Han intentando ayudarle durante muchos años, pero insisten es que es imposible hacerlo con alguien que no se deja ayudar. «Hace más de 12 años que mi madre y nosotros, como hermanos, hemos intentado ayudarle. Acompañándole en numerosos tratamientos de rehabilitación. Centros de toda índole y también en casa. Finalmente, y tras un duro camino, especialmente para mi madre, el propio Fede escogió vivir en el sur y continuar con su adicción«, explicaban.

Solo tienen palabras de cariño para el joven, a quien definen como «un ser maravilloso con un corazón de oro, educado, cariñoso y sensible». Por otro lado, el presentador de Mediaset y sus hermanas inciden en el hecho de que la historia solo podrán llegar a entenderla y comprenderla los que han pasado por lo mismo y lo han vivido en primera persona. Insisten en que Federico ha tenido muchas oportunidades para salir de sus adicciones, pero todos los esfuerzos han sido en vano. «Ha continuado inmerso en el mundo, terrible e inmundo, de las drogas. Ya no esperamos que algún día se cure, pero sí tener privacidad familiar para seguir gestionando de la manera menos dañina para todos», aseveran.

¿Cuántos años tiene Joaquín Prat?

47 años.