Antes de su detención por tráfico de drogas y organización criminal, el bailarín protagonizó otro escándalo en el que tuvo que intervenir la policía.


La detención de Rafael Amargo, acusado de supuesto tráfico de drogas y organización criminal, ha sorprendido a la opinión pública. El bailarín y coreógrafo lleva dos días en dependencias policiales. El Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Centro de Madrid, situado en la calle Leganitos, llevaba mucho tiempo rastreando el origen de numerosas incautaciones de droga sintética en Chueca, sobre todo de pastillas y metanfetamina. Supuestamente, el arista se dedicaba a almacenar y distribuir los estupefacientes en este barrio de la capital. Junto a él también fueron detenidos el productor de «Yerma», la obra que Amargo iba a estrenar el 3 de diciembre en el Teatro de la LatinaEduardo de los Santos, y un íntimo amigo.

La supuesta agresión de Rafael Amargo a una compañera de piso en 2019

Pero este escándalo no es el único que ha protagonizado Rafael Amargo a sus 45 años. Ya se ha visto envuelto en otros altercados anteriormente. Recientemente, el artista tuvo problemas con su compañera de piso, Noelia, quien lo acusó de no pagar el alquiler de la vivienda que compartían en Barcelona. Este jueves, ‘El Programa de Ana Rosa’ ha emitido unas imágenes en las que el andaluz está rodeado de Mossos d’esquadra y se ve cómo estos le obligan a abandonar el edificio donde vivía en la ciudad condal tras una supuesta agresión a su compañera de vivienda. Este altercado tuvo lugar en 2019. Su compañera y amiga lo acusaba entonces de haberla agredido.

Gtres

Según el testimonio de la mujer que vivía con Amargo, éste se había puesto en contacto con ella para alquilar dos habitaciones de su casa. Su idea era instalarse él y dos compañeros de su compañía. Noelia aceptó el acuerdo, pero a medida que pasaba el tiempo la actitud del artista empezó a ser más extraña. Apenas salía de su habitación y el trasiego de gente en el piso le resultaba incómodo. La joven ha explicado que Amargo tampoco le paga el dinero del alquiler, por eso decidió zanjar el asunto con la ayuda de una abogada. Fue ahí cuando surgieron los problemas.

El bailarín, a juicio por presunta agresión

La mujer ha contado que el artista respondió a su petición de manera agresiva, cogiéndola del cuello y agrediéndola. Las imágenes que ha emitido el espacio de Ana Rosa Quintana muestran cómo hasta seis patrullas de los Mossos d’Esquadra se presentan en el edificio y obligan a Rafael Amargo a sacar sus pertenencias abandonar la vivienda. Tras conversar durante unos minutos con los agente coge un taxi y se marcha. Poco después de este desagradable incidente se celebró un juicio por esta presunta agresión, pero según la versión de Noelia el bailarín no se presentó en los tribunales alegando motivos laborales.

Este jueves, Yolanda Jiménez, exmujer de Rafael Amargo, se ha encontrado con las cámaras de la prensa en las calles de Madrid. En su encuentro con los medios ha procurado ser prudente y no ha hecho declaraciones. La bailarina estuvo casada con el granadino durante seis años. Contrajeron matrimonio en 2003 en Ibiza y tuvieron dos hijos: Leo (2005) y Dante (2008). Se separaron en 2009, pero a pesar de la ruptura han mantenido una buena relación.

«Ha sido una tía estupenda y hasta en los peores momentos de Amargo ha estado a su lado. Ha mantenido en silencio muchas cosas, pero al final la pareja se rompió», ha recordado en ‘Sálvame’ Gema López. Por su parte, Antonio David Flores ha destacado que Yolanda Jiménez «no va a hablar mal de él nunca. Es una mujer que ha estado con él en los peores momentos, que siempre se ha hecho cargo de los niños».

GTRES

Este jueves por la tarde, los padres de Rafael Amargo también se han encontrado con las cámaras de la prensa. El padre del artista, visiblemente nervioso llega a increpar a los reporteros: «Sé que estáis haciendo vuestro trabajo, pero os equivocáis con los que decís». Según han revelado a SEMANA fuentes cercanas a la familia, los progenitores del bailarín están desolados. Están muy preocupados por su hijo, que ya lleva dos días privado de su libertad.

Horas antes, Rafael Amargo salía de los calabozos de una céntrica comisaría de Madrid en dirección a los Juzgados de Plaza de Castilla para declarar ante el juez y responder a sus preguntas. Mientras, su hermano, Migue Amargo, entraba en directo en ‘El programa de AR’. «Estamos preocupados. No es un gusto para nadie. Esto es algo que te viene como una masa y un mazazo y no sabes cómo actuar en el primer momento. Luego después te centras un poquito y dices «vamos a ver por donde va a esto», revelaba. «Ahora mismo, como sabéis, no podemos estar a su lado, aunque nos gustaría. Está el abogado y casi apenas le han dado información porque está bajo secreto de sumario. No sabemos nada más. No hemos podido hablar con él».