Europa Press

Gloria Camila acude de nuevo a comisaría, aunque esta vez acompañada de Ortega Cano y Ana María Aldón

Gloria Camila ha acudido con su padre, José Ortega Cano y la pareja de este, Ana María Aldón, a una comisaría, donde ha permanecido más de una hora.

Justo después de denunciar públicamente los durísimos insultos y amenazas que recibe Gloria Camila en sus redes sociales, la joven ha sido vista junto a su padre y Ana María Aldón en una comisaría de la capital. A pesar de que ninguno de los tres ha revelado que este sea el motivo que les ha llevado a personarse allí, han sido vistos en dependencias policiales, donde han permanecido durante una hora en su interior. Todo apunta que desean acabar con el acoso virtual que la hija de Rocío Jurado y Ortega Cano recibe y es que justamente en ‘Viva la vida’ Ana María desveló este fin de semana las palabras a las que se enfrentaba en su perfil de Instagram, unos ataques que ella está deseando que acaben. «Inmigrante de m****a. Ojalá te mueras pronto. Un cáncer para ti y otro para tu sobrina, menos mal que el karma es sabio y te ha dado un padre asesino y un hermano yonki», leyó Ana María en el magazine. Tal era la crudeza que dejó sin palabras a los presentes, eso sí, Emma García, presentadora del espacio, tenía claro cómo debían de actuar ante esto: «Esto no se puede permitir. Hay que denunciar siempre».

Quizás queriendo evitar más polémicas, los tres han optado por guardar silencio absoluto cuando son preguntados por este asunto. Ni Gloria Camila ni tampoco Ana María o el torero quisieron pronunciarse sobre su visita a comisaría y es que desde hace un tiempo no dejan de estar en el ojo del huracán. Desde que se estrenara el primer capítulo de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ la familia ha acaparado todas las miradas, tanto es así que, aunque anunciaron que se confesarían una vez terminara la docuserie, ahora prefieren mantenerse al margen. No quieren hacer ruido mediáticamente y prefieren seguir a un lado para no enfrentarse de nuevo a Rociito, aunque desde que Rocío aterrizó de nuevo en televisión no pueden evitar estar en el disparadero.

Vídeo: Europa Press

Hartos con las críticas recibidas tras el documental y con los insultos que recibe día a día Gloria Camila en su perfil de Instagram, han tomado cartas en el asunto para así acabar con los haters que le hacen su día a día más difícil. No es la primera vez que Gloria Camila lleva este asunto a comisaría para frenarlo y es que fue la semana pasada cuando ella misma explicó a sus seguidores que había tomado medidas legales, pues ya no podía más con ello.  «Ayer fui a comisaría a denunciar muchos de los comentarios que recibo en redes sociales y que también os he mostrado a vosotros en alguna ocasión. Aunque se quiten la cuenta o la bloqueen, se puede localizar a la persona que está detrás de la cuenta», dijo.