El actor y cantante repasa con nosotros su trayectoria y reconoce que hubo un tiempo en que la fama le agobió


Ídolo generacional. Así es considerado Fran Perea por la mayoría del público. Sus 42 años le han dado al actor la perspectiva suficiente para poder relativizar todo el fenómeno que le supuso dar vida al personaje de Marcos en la serie Los Serrano. Una ficción que llegó a alcanzar los 6 millones de espectadores durante el 2003 y que le hizo popular nacional e internacionalmente. En Filandia, sin ir más lejos, el malagueño tiene el status de estrella. Pese a todo, el artista no ha parado de vivir de lo que más le gusta y con su nuevo trabajo, Canciones para Salvarme bajo el brazo y una nueva gira por recorrer, confiesa a SEMANA cómo ha pasado estos meses, cómo vivió una popularidad tan grande con tan solo 23 años y si su éxito en la recordada serie le hizo ganar lo suficiente como para poder retirarse.

Luis Miguel González

¿Qué balance haces de este 2020?
¡Madre mía! Qué difícil pregunta. Este año ha sido realmente terrorífico. Por bien que me haya ido, teniendo conciencia social y habiéndolo pasado tan mal tanta gente, desearía únicamente que nada de todo esto hubiera ocurrido. Este sería un año que perfectamente podrían borrar del calendario.

¿En qué te ha afectado más de manera personal?
En lo laboral me ha afectado a todo. En general, a los que nos dedicamos al directo, nos ha pasado lo mismo. Todos mis conciertos y obras de teatros se han ido al traste de manera directa. En lo personal, me ha afectado mucho estar lejos de los míos. No poder estar con ellos cuando los he necesitado ha sido algo bastante jodido.

¿Y en qué te has aferrado en esos momentos de soledad?
Soy un afortunado, porque tengo la música. Tengo la suerte de tener una casa y dentro de esa casa una guitarra, con la que me puedo desahogar. Es una posibilidad que mucha gente no tiene. Yo me encierro en una habitación a componer y me olvido de todo. La música ha sido un gran refugio para mí durante todos estos meses.

Luis Miguel González

Conocemos mucho al artista, pero ¿cómo eres en la intimidad?
Soy un tipo con un gran compromiso con las cosas que hago. Me considero perseverante, nostálgico y también bastante impaciente.

Quiero que me cuentes qué ha sido de Fran Perea todos estos años. Por lo visto, en Finlandia eres toda una estrella, ¿qué nos puedes contar?
En ese país Los Serrano tuvo una gran repercusión y se hizo muy conocida. La gente no es consciente de todos los países en los que se ha emitido la serie, cuando no había ni plataformas y también todas las veces que nos han representado en muchos lugares. La gente nos tiene mucho cariño y han podido conocer España gracias a esta serie. De hecho, antes de la pandemia grabé una serie llamada Kosta, la primera producción hispano-finlandesa que se hace. Cuando íbamos a estrenarla aquí estalló la pandemia, así que bueno…

¿Es justo la serie que te apetecía hacer para tu regreso a la televisión?
Sí. Ha sido una gran oportunidad el embarcarme en un proyecto internacional como este. Ha sido un personaje muy bonito y es todo un lujo poder interpretarlo.

También nos presentas Canciones para salvarme, tu nuevo disco, ¿qué nos puedes contar de él?
Es un proyecto que nace de todos estos meses de encierro y como te he contado, la música fue mi salvavidas durante el confinamiento y por ese motivo quería rendirle un homenaje. Es un proyecto muy bonito, en el que he tenido la suerte de estar muy bien rodeado.

Luis Miguel González

Comienzas una gira, ¿cómo vives los días previos al reencuentro con tus fans?
Con muchos nervios y también mucha emoción. Tengo muchas ganas de ir de gira y siento que la gente tiene la necesidad de volver a sentir la música. Además, estas nuevas cuatro canciones son la excusa perfecta para hacer un repaso a toda mi carrera. Es algo divertido con lo que espero que la gente se lo pase realmente bien.

Seguro que siempre te preguntan sobre qué te gusta más, si el cine, el teatro, la música… ¿Crees que en España no se puede ser un artista multidisciplinar o que tendemos a encasillar a la gente?
No tengo la respuesta a eso, la verdad. Pero es cierto que ocurre. La gente necesita ubicarte en un lugar para saber lo que eres, eso les produce seguridad. Sin embargo, lo que a mí me gusta es cambiar. Cuando me considero mejor o más creativo, es cuando cambio de proyecto o de registro. Ahí es cuando me activo. Son retos que me vienen muy bien y por eso lo hago.

Y has hecho muchas cosas en estos años, ¿no?
Es verdad que hay mucha gente que aún sigue pensando en mí como Marcos, el chico ese de Los Serrano, pero si se preocupan en investigarme un poquito más verán que desde entonces hasta ahora he intentado hacer un montón de cosas muy diferentes… Pero en parte también, lo reconozco, para que el público no se aburra de mí.