A lo largo de todos estos años, la tonadillera no ha visto con buenos ojos las relaciones sentimentales de sus hijos. ¿La última en ser juzgada? su nuera, Irene Rosales.


Kiko Rivera ha abierto la caja de Pandora. La guerra entre madre e hijo ha supuesto una grieta insalvable en la familia Pantoja. «Mi madre no tiene corazón», «está cegada por el dinero», «no es buena persona», «su vida es una gran mentira»… Al Dj no le ha temblado el pulso a la hora de definir a la tonadillera. Aparte del tema de la herencia, el hermano de Chabelita Pantoja no perdona el supuesto ataque que la artista le habría proferido a su mujer, Irene Rosales. Un supuesto ataque que no ha pillado por sorpresa a sus antiguos yernos y nueras. Y es que, Isabel Pantoja, a lo largo del tiempo, no se ha caracterizado precisamente por mantener una buena relación con las parejas de sus hijos

¿Es Isabel Pantoja buena suegra? Las supuestas llamadas de la cantante culpando a Irene Rosales de todo lo que está sucediendo en el seno de su familia, han levantado muchas heridas. La mujer de Kiko Rivera, si por algo se ha caracterizado, es por dejarse la piel cuidando tanto de su esposo, como de sus dos hijas. Estos supuestos comentarios, distan mucho, de lo que hasta ahora, la madre de Kiko Rivera había dicho de ella. Irene, siempre se ha referido a ella como a una madre y ha sido en muchas ocasiones la vía de comunicación entre madre e hijo. Cada vez que el Dj ha necesitado a su madre, Rosales era la que descolgaba el teléfono para transmitirle a la artista los problemas de su hijo.

GTRES

«No soy una suegra al uso, no soy una suegra pesada, simplemente cuando me necesitan ahí estoy», explicaba la cantante, bajo el llanto desconsolado de Kiko Rivera, para luego confirmar que la «quería mucho». Días después, tras la polémica entrevista del primo de Anabel Pantoja, Irene fue acusada por parte de Isabel de ser una «loba con piel de cordero». Una acusación que pilló por sorpresa a la colaboradora y que quiso contestar de manera tajante. “Si ser una loba es apoyar a mi marido, seré la loba de la manada”, dijo la mujer de Kiko. Por lo visto, dichas acusaciones habrían sido grabadas por un periodista con el que quiso desahogarse y que han terminado siendo escuchadas por la propia damnificada ¿Porqué esta animadversión hacía la mujer que lo ha dado todo por su «pequeño del alma»?

Pese a la reticencias de Irene en hablar mal de la abuela de su hijos, lo cierto es que Isabel no se ha puesto en contacto con la joven para afirmar ni desmentir nada. Un hecho que contrasta mucho con esa supuesta buena relación que Isabel Pantoja mantiene con su nuera ¿Porqué no la llama? ¿Porqué no utiliza esa buena relación con su nuera para calmar a su hijo? Una puñalada trapera de la cantante hacia la pareja de su hijo, que se sumaría a la larga lista de conflictos que la Pantoja ha mantenido a lo largo del tiempo con todos los novios y novias de sus hijos.

Alberto Isla

Por todos era sabido que la relación de Alberto Isla con su suegra, Isabel Pantoja, nunca fue precisamente buena. Todas las situaciones que se vivieron al comienzo de la relación de la pareja y la polémica separación incluida, hicieron que la cantante nunca se fiará de las intenciones del joven. Y es que, aunque Isabel pudiera tener razón en muchas de las situaciones que sucedieron, lo cierto es que nunca le concedió el beneficio de la duda. Ni siquiera el que se convirtiera en el padre de su nieto Alberto cambió dicha situación.