El diestro ha arremetido con dureza contra el Ministerio de Cultura, al que acusa de haber «ignorado, despreciado y humillado» al sector de la tauromaquia.


Cayetano Rivera se ha puesto serio para hablar de un tema que le afecta muy de cerca y que tiene que ver con sus orígenes y con su medio de vida: el mundo del toro. En su cuenta de Instagram, el diestro ha compartido un mensaje muy reivindicativo con sus seguidores para reclamar los derechos del sector taurino.

«El Ministerio de Cultura nos ha ignorado»

Con el semblante serio, el hermano de Fran Rivera ha lanzado un mensaje muy contundente contra el Ejecutivo. «Compañeros, hermanos. El Ministerio de Cultura nos ha ignorado, despreciado, humillado. Siento y comparto esa misma frustración. Es importante que sepáis que se ha puesto en marcha un plan. Un plan que exige un cambio inmediato y radical en cuanto al trato que estamos recibiendo. Y que nos pone en el lugar que nos corresponde por importancia cultural, económica y social», ha señalado.

Reivindica el papel de la tauromaquia

Tal y como ha revelado, «el sector taurino ha estado trabajando de manera paciente, respetuosa y leal con el Ministerio de Cultura, obteniendo a cambio la discriminación y la censura, culminada en un real decreto de ayudas al sector cultural en el que ni siquiera se atreve a nombrar a la tauromaquia».

«Yo mismo seré el primero que salga reivindicar»

«Por la situación sanitaria que estamos viviendo la calle es una opción que debe esperar. Siempre me habéis tenido de vuestro lado y siempre me tendréis. Pero ahora os pido vuestra confianza. Dadnos hasta el 29 de mayo. Después, yo mismo seré el primer que salga a reivindicar. Os mando un fuerte abrazo, todo mi apoyo y todo mi ánimo», concluye el diestro en su video.

Eva aplaude las palabras de Cayetano

Sus palabras han conseguido los ‘likes’ de sus amigos y seres queridos. Entre ellos, el de su mujer, Eva González, quien ha respondido a sus palabras con una ristra de emojis de manos aplaudiendo. Su amigo -y también torero- El Juli se sumaba a sus reivindicaciones. «¡Estoy contigo Cayetano! todo ha sido momento, ahora el trabajo para que se trate al mundo con del toro con la igualdad».

Preocupado por el futuro del toro

No es la primera vez que Cayetano Rivera manifiesta abiertamente su defensa a ultranza del mundo del toro. Es miembro de una estirpe de toreros, los Ordóñez y los Rivera. Y es algo que no solo lleva en la sangre: es su razón de vivir. A principios del pasado mes de mayo compartía en ‘Espejo Público’ su inquietud ante el futuro del sector debido a la crisis sanitaria. «El torero vive para torear para el público», señalaba. «Nos toca buscar alternativas y estamos valorando diferentes proyectos. Más que para vivir de este proyecto es para mantener viva esta actividad, con los aficionados, los medios de comunicación, para mantener esa ilusión».

Son tiempos difíciles para la economía y el mundo de los espectáculos. Más aún para la tauromaquia, que tantas veces se ha cuestionado y cuyo porvenir parece más incierto que nunca. «Quería comentar que para que la gente que tiene una forma tan dispar a mi forma de pensamiento, me gustaría que se acercaran a conocer el toro de lidia», apuntaba en el programa de Susanna Griso.

Ha recibido insultos y amenazas

Su postura a favor de los toros no siempre ha sido bien recibida. Recientemente denunció haber sido víctima de amenazas. Algunas de ellas incluso de muerte. «Recibí una serie de mensaje por parte de los animalistas y son mensajes de odio, violentos e incluso amenazas. Y el problema es que ya no es solo a mí, sino también a mi familia. Es algo que no voy admitir», explicaba en el espacio de Antena 3. «Estoy preocupado por el camino que está tomando la sociedad. Aquí ya la tolerancia y el respeto no prevalecen», añadía.

Por su parte, en su cuenta de Instagram defendía la libertad de cada uno de pensar o actuar libremente, sin ser vilipendiado por ello. «Estamos totalmente en contra de cualquier tipo de insulto, amenaza o menosprecio hacia cualquiera que forme parte de nuestra familia taurina. Si se lo hacen a uno, nos lo hacen a todos», escribía.