Mientras Carmen ha atacado con dureza a Bigote, su hermana ha optado por ponerse en su lugar. Incluso lo ha defendido públicamente. Sus opiniones sobre el ex de María Teresa son la cara y la cruz de la misma moneda.


Han pasado tres meses ya desde que María Teresa Campos y Bigote Arrocet pusieran fin a su relación después de seis años juntos. Durante este tiempo, las hijas de la periodista han apoyado de manera incondicional a su madre. Mientras Carmen Borrego se ha mostrado crítica con el humorista, Terelu ha procurado hablar bien de él, incluso lo ha defendido en el pasado. A la hora de hablar del chileno argentino, ambas hermanas han mostrado posturas diametralmente opuestas.

Carmen, en pie de guerra contra los Arrocet

Hace apenas unos días, Carmen Borrego atacaba con dureza a la hija de Bigote. Gabriela Arrocet afirmó que las culpables de la separación entre María Teresa y Bigote eran las hermanas Campos, y llegó a compararlas con las hermanas de “Cenicienta”.

Terelu no ha querido responder a esta cuestión. «No voy a alimentar nada de esto», ha zanjado. Pero Carmen lanzaba un dardo envenenado: «Nosotras al menos cuando consumimos, consumimos lo nuestro. Lo que yo conozco de ella es que siempre llama a su padre para pedirle cosas». Y añadía: «Me llama la atención que ponga las manos en el fuego asegurando que su padre no es un hombre infiel cuando ella es hija de una infidelidad de Edmundo”.