El destino de los concursantes de ‘Supervivientes’ todavía es una incógnita. La pasada semana salió a la luz que el equipo y los participantes habían solicitado ser repatriados tras la crisis sanitaria, sin embargo, todavía están a la espera en Honduras. Su reality continuará hasta nueva orden y, por el momento, su aventura selvática sigue regalando titulares dignos de recordar. Muchos de ellos procedentes de Ana María Aldón. Su reacción tras la posible visita de su marido levantó polvareda, pues, según los espectadores, rechazó de algún modo su presencia. Ahora vuelve a ser noticia por sus declaraciones sobre el aspecto de José  Ortega Cano. Luce la piel muy tersa y un rostro más rejuvenecido, no obstante, ella niega que el diestro haya pasado por quirófano. Así se lo aseguraba a Hugo Sierra en una relajada charla.

Mientras el uruguayo reconocía sin reparo haberse sometido a algún tratamiento como es la eliminación de arrugas mediante botox, la diseñadora decía: «Nada, mi marido no se ha nada en la cara, NA-DA». Ana María revelaba de este modo que ,a pesar de que sus posibles retoques le han convertido en el centro de atención, nada más lejos de la realidad. El torero no habría pasado por boxes, según su versión, y su único truco de belleza serían las cremas. «Lo único que hace es ponerse mucha crema», desvelaba la concursante. Siendo esta la única técnica que Ortega Cano habría utilizado para mantener su cutis en perfecto estado.

De hecho, lo reiteró en varias ocasiones durante su conversación con Hugo, tratando de despejar así cualquier duda que pudiera sobrevolar sobre este asunto. «No se ha hecho nada en la cara, me lo dicen pero yo insisto, que no se ha operado la cara, que soy su mujer, ¿quién lo va a saber mejor que yo?», espetó. Aunque estas palabras se ven desmontadas si nos retrotraemos en el tiempo. Concretamente a poco antes de su enlace.

Ellos mismos lo revelaron en las redes sociales de una conocida clínica de la capital. En septiembre del año 2018 ambos acudieron a un centro con el fin de lucir perfectos el día de su enlace. Ella se aumentó el grosor de sus labios con ácido hialurónico y él se sometió a varios tratamientos. Ente ellos, una limpieza facial con punta de diamante para exfoliarse la piel con el objetivo de extraer células muertas y potenciar células sanas, dejando su tejido mucho más limpio. Otro de los tratamientos que el torero se realizó fue el Láser Harmony, basado en eliminar las marcas de acné, las manchas del rostro y las arañas vasculares faciales.

No lo escondieron. Tanto que en sus redes sociales posaron junto al doctor en el que habían confiado para mejorar su aspecto, probablemente con fines promocionales. Una imagen que, por cierto, ha desaparecido del perfil de la de Cádiz. «Ha sido una experiencia fascinante, las manos del doctor @drgregoriomendoza son de una delicadeza y profesionalidad absoluta», escribió. Así las cosas, demostraron entonces que la pareja es muy coqueta y presumida y, sobre todo, no renegaban de las posibilidades que ofrecía la cirugía estética.

1La imagen de la discordia

En el perfil de la clínica la publicación aún permanece activa. Ambos intentan frenar el paso del tiempo con este tipo de técnicas con las que es mucho más fácil la puesta a punto.

2Ana María satisfecha con el resultado

«Estamos felices, muy felices y gracias a @drgregoriomendoza luciremos una piel con 10 años menos. Es un auténtico placer ponernos en sus manos «, respondió la diseñadora entonces. Se mostró muy agradecida y satisfecha con el resultado obtenido.

3Ella tiene 43 años, él 66

Les separan 23 años, pero eso jamás parece haber sido un escollo para ellos. Se encuentran muy felices con su relación sentimental y junto a su pequeño de siete años con el que, por cierto, Gloria Camila mantiene un vínculo mágico.

4Sus posteriores apariciones también han acaparado todas las miradas

El pasado mes de enero José Ortega Cano acudió a un evento sin patas de gallo ni arrugas en su piel. Copó titulares por su aspecto físico y, de hecho, los expertos lo tenían claro. Su piel había mejorado debido a infiltraciones y su cambio era más que evidente.

5El diestro huye de las canas

Entre carcajadas el torero ha revelado que sabe mucho de peluquería y que, además, él mismo se tinta el cabello. No le asoma ninguna cana y él está encantado con que eso sea así.

6Por él no pasa el tiempo

Mucho menos si se comparan imágenes de Ortega Cano cuando estaba casado con Rocío Jurado. Siempre ha sido presumido y se ha preocupado por su físico, tanto haciendo deporte como cuidando su rostro hasta el más mínimo detalle.

7Desmontada la explicación de Ana María

Sin querer, la teoría que Ana María ha mantenido frente a sus compañeros ha quedado desmontada fuera del reality. Y es que su marido no solo utilizaría cremas hidratantes o antiedad para combatir al paso del tiempo, sino otras técnicas que le ayudan a no poseer arrugas.

8José Ortega Cano, "triste" y "deprimido", según su entorno

Según ha revelado su círculo a ‘Jaleos’, el torero no está conforme con el concurso que Ana María está haciendo, tampoco con que aceptara la propuesta de ir a ‘Supervivientes’. Prueba de ello que ni siquiera acuda a plató a defenderla.

9Un cambio de imagen que comenzó cuando salió de prisión

En su primer permiso penitenciario José Ortega Cano abandonó la cárcel con perilla, cabello teñido y con un semblante que nada tenía que ver cuando tuvo que ingresar en prisión. Ahí comenzó su cambio más radical.