El divorcio de Alejandro Sanz y su ex se presenta complejo. Raquel Perera ha pedido a un juez de Miami que congele sus cuentas para que el cantante no «dilapide» su fortuna.


Cuando se cumple un año de su separación, la cosas entre Alejandro Sanz y Raquel Perera empiezan a complicarse bastante. La pareja, que puso fin a su relación hace un año, ha iniciado un proceso de divorcio que se intuye será muy complicado. Fue en julio de 2019 cuando el cantante y la madre de sus hijos Dylan y Alma, de nueve y seis años, anunciaban su separación. Entonces ponían punto y final a su idilio de forma amistosa. “Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos», señalaban en sus respectivas redes sociales. Tanta armonía tenía un claro punto en común: el bien de todos. «Nuestra familia está por encima de cualquier cosa», decían. Hasta ahora parecía que reinaba el buen rollo entre ellos. Sin embargo, a día de hoy su acuerdo de separación no se presenta nada amistosa.

El ataque de nostalgia de Alejandro Sanz: Su recuerdo más especial

No todo es deporte, los famosos también se hartan de comer en la cuarentena del coronavirus

Raquel Perera no quiere que Alejandro Sanz «dilapide» su fortuna

El pasado mes de abril, el madrileño presentó la demanda de divorcio en los juzgados de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Ha sido ahora cuando ha producido la respuesta de Perera, pero en los tribunales de Miami, que es donde desea que se lleve el proceso.  Ésta ha solicitado amparo legal en la corte de la ciudad y una moción de urgencia en la Corte de Familia de la ciudad, donde sigue viviendo con sus hijos. Su objetivo es solicitar protección legal temporal para que el artista no «dilapide» su patrimonio antes de que el divorcio se haga efectivo. En su afán por asegurar el patrimonio de sus pequeños, Raquel Perera ha pedido a un juez de Miami que congele las cuentas y los bienes del cantante. Teme que malgaste su fortuna y que no queden bienes para sus hijos en el futuro.

Asimismo, la que fuera asistente y pareja de Sanz también pide 40.000 euros al mes para la manutención de sus hijos, así como el reparto equitativo de los bienes que adquirieron durante sus diez años de relación. Para lograr sus demandas, Perera alega es que durante todo el tiempo que estuvieron casados, ella se volcó en la carrera profesional de Sanz y en el cuidado de sus hijos. En su demanda asegura haber tenido una “extraordinaria devoción, sacrificio y contribución al marido y a los hijos”.

Alejandro Sanz y otros artistas retransmiten conciertos desde sus casas: te contamos cómo y dónde verlos

Raquel Perera, la ex de Alejandro Sanz, habla de la enfermedad que padece

Solicita un seguro de vida y una pensión exclusiva para ella

En su solicitud, Raquel Perera explica que desde que empezó su noviazgo con Alejandro Sanz hasta que contrajo matrimonio con el artista aparcó su vida personal para contribuir a la economía familiar, criar a sus dos pequeños y participar en las empresas del músico. Afirma que durante años asumió la presidencia de Gazul Producciones, uno de los más destacados negocios de Sanz, sin cobrar un sueldo por ello.

Entre sus peticiones también quiere que sus hijos sigan asistiendo a una escuela privada y mantener los seguros médicos y gastos dentales de los niños, entre otros. Para ello exige un pago retroactivo desde julio de 2019, ya que considera que su ex no ha pagado lo suficiente durante este año.

Pero aún hay más. También exige un seguro de vida del que sea la única beneficiaria. También solicita una pensión para ella, por su dedicación total a la familia y su “contribución y ayuda al éxito profesional, al reorganizar sus compañías y con su sacrificio personal”. En su escrito, Raquel Perera reclama ser ella quien asuma el cuidado de sus hijos, ya que el trabajo de Alejandro Sanz le impide estar de manera continua con ellos. Incluso ha revelado que desde que se separaron, en julio de 2019, Sanz solo ha visto a sus hijo en Miami en cinco ocasiones.

Rachel Valdés, fan incondicional de Alejandro Sanz en su gira

El emotivo mensaje de Alejandro Sanz a Rosalía tras ganar el Grammy

Un juez de Miami ha congelado las cuentas del cantante

Raquel tampoco desea perder el nivel de vida que ha tenido durante el tiempo que ha convivido con el autor de ‘Corazón partío’. En la actualidad, la empresaria paga 18.000 euros al mes por el alquiler de la vivienda que comparte con sus hijos en Miami. Por este motivo no puede aceptar la reducción de la pensión de alimentos que pide Alejandro, quien estima que 15.000 euros al mes son suficientes.

No cabe duda de que Raquel ha sacado toda la artillería y el juez de Miami ha hecho caso a sus reclamaciones. De momento, ha congelado de manera inmediata las cuentas del músico en Estados Unidos, -a excepción de una-, para que Raquel Perera siga pagando con ella los gastos que necesite. Y es que, según su testimonio, Sanz le había cancelado las tarjetas de crédito y no podía realizar pagos.

Los abogados de Alejandro Sanz aún tienen varias semanas para presentar su respuesta judicial a las alegaciones de Raquel. Visto lo visto, el proceso de divorcio será largo. Y sumamente complejo.

Raquel Perera empieza el año en Cádiz, muy cerca de Alejandro Sanz