Feliciano López y Sandra Gago esperan su primer hijo que nacerá a finales de este año.


La sonrisa de Sandra Gago revela que atraviesa un momento muy dulce a nivel personal. La joven, de 24 años, que contrajo matrimonio el año pasado con Feliciano López en el marco de una romántica boda celebrada en Marbella, está esperando su primer hijo. Después de que saliera a la luz la noticia, Sandra ha disfrutado de una animada velada junto a algunos amigos de la que hemos sigo testigo con estas fotos.

Se trata de las primeras imágenes que vemos de Sandra sabiendo que está embarazada. Con un ‘outfit’ compuesto por falta midi estampada y top sin mangas, la joven vivió una agradable noche previa al verano. Llegó a un conocido restaurante de la capital conduciendo su propio vehículo. Más tarde, se la vio charlando animadamente y poniéndose al día con sus amistades, más después de un tiempo de estricto confinamiento y seguro que compartiendo algunos de los detalles del dulce momento que está viviendo.

En su tercer mes de embarazo, aún no se aprecia un cambio notable en su silueta y lo que en las próximas semanas será una incipiente barriguita. La pareja espera su primer hijo que nacerá previsiblemente en fechas navideñas, por tanto, seguro que se convertirá en el mejor regalo para la familia. Esta buena noticia se produce cuando la pareja aún no ha celebrado su primer aniversario de boda.

El matrimonio se casó el 20 de septiembre de 2019 rodeados de familiares y amigos. Una fecha clave que difícilmente podrán olvidar y que, además, contó con otro motivo de celebración ya que coincidió con el 38 cumpleaños del tenista. La boda se produjo después del sonado divorcio de Feliciano de Alba Carrillo que acaparó la atención de la crónica social.

El confinamiento del matrimonio

Feliciano y Sandra han vivido la cuarentena en Madrid donde viajaron procedentes de Estados Unidos justo cuando el Gobierno decretó el estado de alarma por la crisis sanitaria que ha azotado al mundo. El matrimonio se encontraba allí porque el tenista debía cumplir con sus compromisos profesionales en el torneo de Indian Wells.

El exmarido de Alba Carrillo, que por su profesión debe estar largas temporadas viajando alrededor del mundo, confirmaba que había disfrutado en cierto modo de un tiempo tranquilo en su hogar durante una entrevista con ‘El Hormiguero’: «Le decía a mi mujer que una de las cosas positivas ha sido poder disfrutar de mi casa durante varias semanas seguidas, que llevaba 20 años sin poder hacerlo».

Asimismo, reconocía que el estricto confinamiento había sido «una pequeña prueba de fuego»: «Hemos estado dos meses conviviendo juntos y la prueba ha sido superada, así que de momento no me puedo quejar», admitía.