Paco Porras ha salido ya del hospital de Madrid en el que se encontraba ingresado tras sufrir un infarto. Esta dolencia le llegó tras el suicidio de su sobrina


El vidente Paco Porras atraviesa uno de los momentos más duros de su vida. El adivino, que consiguió la fama nacional gracias a la sección de Javier Cárdenas en ‘Crónicas Marcianas’, donde se rescataban del anonimato a los personajes más variopintos de nuestro país. Unos años dorados en los que amasó una gran fortuna y grandes dosis de fama, que quedaron atrás en el olvido. Dos décadas después, Paco Porras no vive una situación tan boyante y su situación personal le ha dado algún que otro disgusto del que trata ahora de recomponerse.

El pasado martes, Paco Porras era ingresado en el hospital Gregorio Marañón de Madrid tras sufrir un grave infarto de miocardio. Afortunadamente, el vidente ha logrado salvar su vida tras permanecer durante 5 días bajo observación profesional médica en la unidad de cuidados intensivos, tras ser intervenido para colocarle un cateterismo. Ahora, días después se ha conocido el disgusto que se llevó Paco Porras y que le provocó el infarto. Tal y como ha confesado uno de sus grandes amigos, Tony Genil, unas de sus sobrinas se habría ahorcado, algo que ha pillado al vidente por sorpresa y con la salud debilitada.

Por fortuna, Paco Porras ya ha recibido el alta médica y se encuentra descansando ya en su domicilio de Madrid. Estas son las primeras imágenes del adivino después de sufrir su infarto y tras abandonar el centro médico, a la espera de ser recogido por el hombre con el que comparte piso y que le ha visitado a diario en el hospital, preocupado por cómo se desarrollaban los acontecimientos.