La boda de enseuño de Álvaro Morata y Alice Campello ha sido desclasificada tres años después con un vídeo que muestra lo espectacular que fue. Venecia como telón de fondo, la llegada de la novia, las lágrimas del novio y la fiesta de los invitados. Todo. Vea el vídeo


Álvaro Morata y Alice Campello están cerca de celebrar su tercer aniversario de boda. La fecha clave señalada en el calendario de la pareja refleja que el día más importante de sus vidas fue el 17 de junio de 2017, pero la novia del futbolista no se ha resistido a la tentación de compartir con sus seguidores imágenes inéditas de su precioso paso por el altar. Lo ha hecho a través de un vídeo en el que muestran con detalle cómo fue el día en el que se juraron amor eterno delante de sus seres queridos en la iglesia del Redentor en la isla veneciana de la Giudecca, uno de los enclaves más románticos del mundo.

Ese día no se escatimaron en gastos y es que Alice Campello estaba dispuesta a escenificar el colofón final de su cuento de hadas, con una boda de ensueño que pocas pudiesen superar. La inflencer llegó a la iglesia acompañada de su padre, que ejercía de padrino, pero de la manera más espectacular posible en Venecia, a bordo de un precioso vaporetto. Al pie del altar le esperaba un emocionado Álvaro Morata, que no podía dejar de sonreír en ningún momento al ver a la futura madre de sus mellizos –más otro bebé que está por llegar- vestida de blanco. El intercambio de alianzas emocionó a sus invitados, pero también al propio novio, que no pudo contener las lágrimas de la emoción, que la novia tuvo que secar con ternura.

Álvaro Morata y Alice Campello también han incluido en el vídeo de su boda compartido ahora con todos sus seguidores cómo fue el banquete nupcial. Una oportunidad única para ver cómo decoraron cada mesa, cada rincón y la carpa bajo la que la magia hizo aparición. Una fiesta amenizada por la música de ‘Taburete’, uno de los grupos de moda que ha logrado superar las polémicas del padre de su vocalista, Luis Bárcenas, y que amenizó la velada orquestada por los novios para celebrar el triunfo del amor junto a su familia y amigos. Vea el vídeo de todos estos momentos que ahora, por fin, tres años después, podemos ver y así sentirnos como si hubiésemos sido testigos de excepción del enlace. ¡Vivan los novios!