Norma Duval ha salido a pasear por las calles cercanas a su casa para ponerse en forma y no perder la figura que tantos suspiros ha robado durante décadas. Vea el vídeo:


Norma Duval puede presumir de haber sido dueña de un cuerpo de infarto envidiado por todas y deseado por muchos desde su juventud, pero a día de hoy no puede quejarse. Su silueta parece no haberse resentido con el paso de los años y esto no solo responde a una privilegiada genética, sino que también esconde mucho esfuerzo, una cuidada alimentación y una rutina de ejercicios que, a pesar de la cuarentena, está llevando a rajatabla.

Ahora que se comienza a disfrutar de los primeros visos de la “nueva normalidad”, marcada en fases por la desescalada del confinamiento, SEMANA ha tenido oportunidad de ver a la vedette paseando por las calles colindantes a su domicilio mientras paseaba y trataba de ponerse en forma para no perder la figura que siempre le ha caracterizado. Tras meses de encierro y semanas teniendo que hacer ejercicio desde la discreción de su casa, ahora por fin ya ha podido salir a la calle a pasear, respirar aire fresco, poner en marcha los músculos y así volver a presumir de cuerpo 10 de cara a unas futuribles vacaciones. Vea el vídeo: