Paz Padilla y el actor Pablo Chiapella están trabajando juntos en la última parte de la 12 temporada de ‘La que se avecina’. Aprovechando un descanso de las grabaciones, ambos actores hicieron un directo en Instagram para animar a sus respectivos seguidores en las redes sociales. Sin embargo, cuando pensaban que su emisión había terminado siguieron hablando, sin saber que lo que hablaban aún estaba siendo grabado por el smartphone.

La humorista y presentadora, que da vida a Chusa en la comedia de Telecinco, acompañaba a su colega en un desenfadado saludo a sus fans. «¡Estamos en directo! Es la primera vez que estamos en directo y la gente lo va agradecer porque nos estamos tapando la cara. ¿Qué pasa, coronolocos? Protegidos, ¿eh?», señalaba el intérprete.

Una conversación privada… escuchada por miles de usuarios

 

Hasta ahí, todo bien. El desliz de ambos artistas se produjo cuando, creyendo que ya no estaban retransmitiendo en directo, Paz le dio unos consejos a a Pablo para conseguir mayor repercusión en su publicación. «Con que tú hagas esto… tonterías: estoy en el supermercado, voy al parque, no sé qué no sé cuánto…«, le decía.

«¿Tú no has visto a la Vanesa? ¿Por qué esta Vanesa todo el día con esto?», añade la gaditana, haciendo referencia a su compañera de reparto, Vanesa Romero. La actriz compagina su trabajo en televisión con su labor como ‘influencer’. En sus redes sociales tiene 1,2 millones de seguidores y suele compartir contenidos con fines promocionales en Instagram.

Paz Padilla, ‘instagrammer’ además de actriz y humorista

«Porque le dará pasta también, ¿no?», responde el actor a los comentarios de Paz. De este modo, Chiapella se ha introducido un poco más en el universo de las redes, que para muchos personajes conocidos supone una fuente extra de ingresos.

Poco después, en ‘Sálvame’, Paz, sin hacer mención a este incidente, recordaba a su compañera Anabel Pantoja el peligro que tienen las redes sociales. «A veces hacemos las cosas demasiado deprisa», le decía poco después de que su compañera pidiera disculpas por el polémico video de Instagram en el que se dirige abruptamente a su novio tras una noche de fiesta.

La andaluza, seguida por 1,6 millones de ‘followers’, conoce bien la cara y la cruz de las publicaciones que se suben a las plataformas digitales. En más de una ocasión sus comentarios no han sido bien recibido por los usuarios. Otras, en cambio, son bien aceptadas. Cuando alguna vez sus posts han sido criticados ha sabido capear el temporal con sentido del humor o, incluso, pidiendo disculpas públicamente. En este caso, la presentadora del espacio vespertino de Telecinco ha decidido mantener el video activo y no ha considerado conveniente eliminarlo de su perfil. Tampoco se ha pronunciado al respecto de esta anécdota a la que probablemente no haya dado mayor importancia.

El gesto de Paz en contra el racismo en el ‘Blackout Tuesday’

Poco después de protagonizar su encuentro con Chiapella, Paz denunciaba en ‘Sálvame’ la muerte de George Floyd a manos de a manos de cuatro policías de Minneapolis. El estadounidense, detenido por usar supuestamente un billete falso de 20 dólares, murió asfixiado por la presión ejercida sobre su cuello por el agente Derek Chauvin, lo que ha desatado una oleada de manifestaciones en Estados Unidos. «Lo que está pasando en Estados Unidos es una vergüenza. Yo también quiero mostrar mi apoyo. Me pongo de rodillas como ellos. No al racismo, no a tanta violencia. A ver si nos enteramos de una vez que todos somos iguales», señalaba la gaditana.

En esta ocasión, algunos usuarios la criticaban con dureza. «Numerito arrodillarte porque la violencia de EE UU. Me gustaría verte igual pero cada 5’ por los muertos en España por el COVID/19 Y por la violencia de género», señalaba un usuario. Otros, por el contrario, aplaudían su iniciativa en una jornada que ha marcado las redes sociales con el movimiento ‘Blackout Tuesday’. Millones de personas han publicado pantallas en negro en las redes sociales, donde también se ha producido un apagón musical, como señal de protesta e indignación por este caso de racismo y de violencia. El caso ha puesto de manifiesto, una vez más, la fractura racial que existe en la sociedad norteamericana.