«Soy una persona super optimista y pienso, mira el coche es un coche. Son cosas y las cosas no tienen vida», ha asegurado la actriz y presentadora.


Plenamente consciente de que estaba viviendo un día que difícilmente podría olvidar, Paz Padilla exprimió el sábado como una auténtica enana. La actriz y presentadora disfrutó de lo lindo de la nieve con su casa casi sepultada y haciendo frente a diversos y serios percances como el que sufrió su coche.  

Instagram

«Me levanté y me quedé alucinada de la cantidad de nieve que había», ha contado en directo durante una llamada con el especial que el programa ‘Viva la vida’ ha hecho por la noche. Los estragos de la borrasca Filomena han sido más que palpables en el exterior de su hogar con la caída de diversos árboles en el jardín lo que ha provocado que el porche se cayera encima del vehículo.  

«Soy una persona super optimista y pienso, mira el coche es un coche. Son cosas y las cosas no tienen vida. Era un día maravillosa para disfrutarlo con mi hija, mi amigo que estaba aquí y con mi yerno. Así qué pensé, el coche da igual y voy a disfrutar del día precioso», ha comentado. «Lo importante es que estamos bien y estamos sanos», recordaba.

instagram

Ella misma ha intentado salvar el vehículo quitando la nieve que había quedado encima del porche, pero finalmente no pudo ser y su vehículo quedó un poco «perjudicado» sin querer entrar en demasiados detalles. «No me importa porque mi vecino está bueno», bromeaba quitando hierro al asunto.

Asimismo, revelaba que la borrasca Filomena la había dejado totalmente aislada: «Estoy incomunicada porque he querido sacar el coche para poder salvarlo. No podemos salir, hay medio metro de nieve en la puerta de mi casa y en toda mi calle se han caído los árboles y no pueden entrar los coches», explicaba.

Una jornada inolvidable

Asimismo ha confesado que el huerto se le había echado completamente a perder. «Me imagino que no me quedará nada y la parra se me ha roto y se ha llevado por delante con el coche. Pienso positivo y esto es algo insólito y hay que disfrutarlo», añadía. Además, señalaba que como siempre es muy previsora tenía la nevera llena así que un problema menos por el que preocuparse.

Instagram

Haciendo gala a su característico humor, ha recordado que ella era de Cádiz y que ha sido una auténtica sorpresa ver esta estampa tan blanca y que ha calificado como un auténtico ‘Chiqui Park’. «Ha sido precioso, pero siempre pensando que estábamos bien». También ha querido explicar que ella ha disfrutado con precaución, sabiendo que la espectacular nevada ha complicado la vida de muchos, entre ellos, aquellos que han necesitado asistencia sanitaria. Ha exprimido la jornada al máximo intentando, incluso, imitar a la mismísima Cristina Pedroche con su desnudo integral en la nieve. Una osadía que, finalmente, no ha podido materializar por el frío.