Han sido dos años de lucha constante en los que Ana Obregón se convirtió en la mejor escudera de su único hijo, Álex Lequio. La actriz y presentadora dejó a un lado su faceta artística para estar a su lado en todo momento. El pasado 13 de mayo, el país enmudecía al conocer el triste desenlace, el joven, de 27 años, fallecía víctima del cáncer que padecía tras un tiempo ingresado en la Clínica Quirón de Barcelona. Los últimos días, Ana se ha apoyado en Alessandro Lequio, la otra persona que mejor conoce su dolor. Sin embargo, su deseo es estar sola, tal y como lo ha manifestado a su entorno más cercano.

Ana Obregón durante el entierro de su hijo Alex Lequio en Madrid

Desde que se conociera la noticia, ha estado arropada por sus seres queridos, entre ellos, sus hermanas, Celia y Amalia García Obregón, quienes han jugado un papel destacado. No se han separado ni un momento de ella, incluso, viajando hasta Barcelona para apoyarla en el capítulo más aciago de su vida. Otra de las personas que ha permanecido a su lado ha sido Carolina Monje, la pareja de su hijo, con quien el joven compartió su última etapa.

La familia se encuentra totalmente rota de dolor. A ello hay que añadir que las circunstancias que atraviesa el país, sumido en un estado de alarma y con la Comunidad de Madrid en Fase 0, complican aún más todo. Tuvieron que despedir de una forma discreta e íntima a Álex Lequio en el cementerio de Tres Cantos donde solo pudieron asistir a su entierro tres familiares: Ana Obregón, Alessandro Lequio y Carolina Monje.

ana-obregon-alessandro-lequio

Ahora, toca comenzar una nueva vida y parece ser que tras una época en la que se ha volcado por completo en Álex con una dedicación absoluta y demostrando una admirable abnegación, desea descansar en la intimidad de su hogar. Un duelo que quiere, en estos momentos, y según las palabras de sus amigos, afrontar en solitario. Después de las largas noches en el hospital siempre al lado de Álex, toca volver a su casa en la urbanización de ‘La Moraleja’ y recuperar, poco a poco, una vida que nunca será igual.

Un último adiós íntimo

Este sábado, la familia se reunía en el Tanatorio de La Paz de Madrid para dar un último adiós al joven. Una ceremonia que ha estado marcada por la intimidad. La presentadora y el italiano, visiblemente afectados, demostraban una vez más ser un ejemplo de unión. Alessandro ha contado, nuevamente, con un brazo de apoyo para la que fue su pareja. Ambos estaban acompañados tan solo por sus más íntimos, entre ellos, Celia y Amalia García Obregón, hermanas de Ana, la mujer del italiano, María Palacios y Celia Vega, prima de Álex.