Hace apenas unas horas, Paz Padilla publicaba un video en el que arremetía contra las empresas que obligan a sus empleados a asistir a sus puestos de trabajo habituales. Sin embargo, poco después tuvo que matizar sus palabras.

El enfado de Paz se originó después de hablar con un teleoperador de una compañía telefónica, al que recordó que tenía que trabajar desde su casa. «Estoy muy indignada porque me han llamado de Orange ofreciéndome megas y entonces yo le he dicho que sabía que no estaba trabajando en casa porque se escuchaban muchísimos operadores a su alrededor», decía. «Dile a tu jefe que hay que trabajar desde casa porque estamos en máxima alerta. Sé por compañeros y amigos de Vodafone u Orange que están obligados a ir a trabajar a sus puestos de trabajos».

Anima a todo el mundo a quedarse en casa

Paz Padilla 2

«Tengo compañeros y amigos a los que les están obligando a que vayan a trabajar a sus puestos de trabajo«, recordaba la presentadora en sus stories de Instagram. «Por favor, vamos a concienciarnos, porque si no esto no se va a acabar y con razón no vamos a estar dos semanas. Si todo el mundo se está tomando el estado de alerta por alto, esto no se va a acabar nunca. Pensemos en grupo, no individualmente«, insistía.

La gaditana, que está confinada en su casa, lanzaba un mensaje directo a quienes hacen que sus empleados sigan yendo al lugar de trabajo. «Y al empresario, si no queréis que esto sea una catástrofe, tenéis que frenar ya. Por querer ganar dinero estas dos semanas, esto va a durar meses», explicaba.

«Hay muchas personas que están enfermas»

Paz Padilla

Más tarde supo que muchos teleoperadores ya se encontraban en sus hogares, por lo que quiso aclarar sus palabras e incluso agradecer el trabajo de quienes desempeñan funciones profesionales para empresas de telefonía móvil. «Estoy más tranquila porque es un servicio necesario y necesitamos que estén todos los operadores», detallaba. Y es que, dice, es muy necesario que «los teléfonos funcionen bien» para poder hablar con amigos y familiares.

Paz mantiene contacto telefónico diario con sus hermanos. Dos de ellos están enfermos y aislados en sus respectivas casas. Por este motivo, es especialmente sensible a la situación que estamos viviendo a causa del coronavirus e insiste en que todos debemos permanecer aislados y respetar la cuarentena. «Hay muchas personas que están enfermas y no se les puede atender porque la sanidad está saturada. Todo esto emociona mucho», ha confesado. Antes de saltar a la fama Paz fue auxiliar de enfermería. No cabe duda de que la alarma sanitaria es un tema que le toca especialmente la fibra.