Mar Flores no lo quiere confesar, pero seguramente haya hecho un pacto con el diablo para asegurarse la juventud eterna, a pesar de que este jueves 11 de junio cumplió 51 años. Lo hacía regresando a Madrid tras atender diversos proyectos de trabajo fuera de la capital española. Y es que la exmodelo ha comenzado ya a disfrutar de los primeros visos de normalidad, después de haber permanecido en cuarentena durante dos meses y a la espera de retomar el trabajo y su vida.

Mar Flores ha permanecido durante esta cuarentena recluida en casa junto a sus hijos, pero también perfilando todos los detalles de su firma de moda, que también ha sentido los estragos del parón económico que ha supuesto la llegada del coronavirus a nuestro país. Sobre esto hemos hablado con ella al verla llegar a Madrid, donde nos ha contado brevemente cómo han sido sus días de confinamiento en familia. Eso sí, hay un tema tabú en su vida: el amor. De Elías Sacal, empresario con el que va y viene en una relación con muchos altibajos, no quiere hablar, al menos no de cara a la galería. Vea el vídeo: