Laura Matamoros ha confesado que tanto ella como su novio, Benji Aparicio, están encontrando dificultades económicas por la llegada del coronavirus, pero es optimista con su situación y espera que «la crisis no nos afecte tanto»


El confinamiento por el coronavirus ha provocado que muchas personas pierdan su trabajo o vean mermados considerablemente sus ingresos mensuales. Todos, en alguna u otra medida, hemos sentido los estragos de la pandemia, como así ha reconocido ahora Laura Matamoros, que se une a los famosos que han confesado estar pasando apuros económicos a consecuencia de esta complicada situación, como así hicieron antes Kiko Rivera o Julián Contreras, por citar dos ejemplos de rostros conocidos que se han tenido que acoger a las ayudas del Gobierno para subsanar sus problemas para llegar a final de mes sin sus habituales ingresos.

Laura Matamoros reconoce que esta crisis le ha afectado a ella y también a su pareja, Benji Aparicio, con el que ha retomado la relación y con el que parece estar mejor que nunca. Unos problemas que le afectan directamente, al ver cómo sus colaboraciones con firmas y sus viajes que nutren sus redes sociales de fotos espectaculares se han visto paralizadas ante la obligación de quedarse en casa a la espera de que se controle el coronavirus. “Sinceramente no lo sé cómo acabará esto. No puedo decirte cómo acabaremos cada uno, espero que todos bien y nadie sufra tanto la crisis”, reconoce Laura Matamoros.

Tanto Laura Matamoros como su hermano, Diego Matamoros, resultaron contagiados de coronavirus al inicio de la expansión de la pandemia por nuestro país. Él sí que notó los síntomas, pero ella la sufrió sin padecer síntomas ni ser consciente de ello, algo que descubrió cuando se realizó una prueba privada que le detectó los anticuerpos del Covid-19 en su organismo. Ella lo explica en el siguiente vídeo:

La hija de Kiko Matamoros también ha querido pronunciarse sobre la muerte de la abuela de su hermana, Anita Matamoros. La madre de Makoke falleció sumando en la tristeza a la exmodelo, pero también dejando un gran vacío en el resto de su familia. Algo que, aunque a Laura Matamoros no le tocase de cerca, lo siente por las personas que tenían en común: “Bueno, como cualquier pérdida, no es agradable ni es fácil”, confiesa Laura Matamoros, que también explica cómo se encuentra su padre con las crisis de ansiedad que sufrió hace unos días en directo o cómo lleva su hijo pequeño el confinamiento en casa.